Gwyneth Paltrow

Hace poco hablábamos de Chris Martin, el cantante de Coldplay, y de la presentación mundial de su nuevo disco que hicieron en Madrid. Hoy vamos a hablar de su santa esposa, la actriz Gwyneth Paltrow. Aquí se han juntado dos portentos que ponen a sus hijos nombres como “Apple”, pobres muchachos.

Gwyny, como la llaman los más íntimos, hasta hace unos años llevaba una carrera en continuo ascenso, que culminó ganando un Oscar, y en la que se pasaba por la piedra a gente como Brad Pitt o Ben Affleck. Esto ha cambiado. Y la culpa según vemos su línea cronológica es, claramente, de Chris Martin, a quien gustosos le echaríamos la culpa de muchas maldades del universo, así, sin motivo aparente. Gracias a él cada vez que algún medio publica un ranking con la gente más odiada de Hollywood, allí estaba Gwiny.

El principal problema que tiene es que la va liando allá donde va, y al final en el único sitio donde gusta es en Talavera de la Reina, donde estuvo estudiando cuando era jovencita.

La chica tiene fama de antiamericana, pese a ser de Los Ángeles, por hacer declaraciones de que se vive mejor en europa y que L.A. le agobia.

Además tiene fama de pija y de vivir alejada de la realidad, por decir cosas como que cuando se le quema un plato cocinando lo tira a la piscina.

Como muchos padres estrella, parece que tienen a sus hijos medio aislados del mundo. Asegura que ellos no han probado una hamburguesa con patatas, porque es veneno. En definitiva, que  os dejamos con algunas perlas:

“Preferiría antes consumir crack, a un queso que venga en lata”

“Me gusta vivir aquí (UK) porque no encajo en América. Los británicos son mucho más inteligentes y civilizados que los americanos. No hablan de temas como trabajo y dinero, ¡hablan de cosas más interesantes durante la cena!”

“No tengo amigos borrachos. Mis amigos son adultos; beben, pero saben cómo hacerlo. Creo que ver a la gente emborracharse da vergüenza ajena. Es sencillamente ridículo. Y también lo encuentro degradante. Pienso: ‘Oooh, te estás degradando a ti mismo, agarrando una cogorza en público”.

“Soy jodidamente buena en lo que hago, y la gente que vale la pena y está interesada lo sabe. Eso es lo único que importa”

“No soy perfecta, sólo me esfuerzo mucho”

“Respeto y admiro a gente que ha sido infiel. La infidelidad es algo normal”

“¿Quieres saber dónde puedes hacerte las ingles brasileñas en París? ¿O dónde encontrar un buen restaurante con vino ecológico? La gente sabe que yo sé esas cosas”

También es una heroína, no os perdáis el relato de cómo salvo a una mujer de la muerte en el 11-S:

Básicamente, lo que sucedió es que había ido a una clase de yoga muy temprano. Iba camino a casa y era la mañana del 11 de septiembre -no es que supiera en ese momento qué significaba- y una chica estaba cruzando la calle imprudentemente y las dos nos paramos al mismo tiempo y esperamos un tiempo largo. Diez años más tarde recibí una carta suya diciendo que iba llegando tarde al trabajo, que tuvimos ese encontronazo, que bajó a la estación de Christopher Street para ir al World Trade Center donde trabajaba en el piso 77 de la torre sur y el tren se estaba marchando. Así que, si no hubiéramos tenido esa interacción, siente que su vida hubiera tenido un curso muy diferente. Fue una historia extraordinaria y todo lo que podía pensar es en todas las personas que tuvieron experiencias como esa aquel día, pero no pueden encontrar al otro porque no es una persona reconocible

Hemos dejado para el final lo mejor que ha soltado últimamente. Se debía sentir mal por aquellas declaraciones a favor de la infidelidad, y en una rueda de prensa en el pasado festival de Venecia ha dicho esto:

Creo que si se aplicara la violencia mortal como castigo por aventuras extramatrimoniales, quedarían vivos sólo tres hombres en esta sala. Incluso menos. Al fin y al cabo, ¡estamos en Italia!“.

Anuncios

Cartelera y manta, semana 39

Hace un par de semanas comentamos que Leonardo DiCaprio va a ser Sinatra en una nueva película de Scorsesse. Parece que hay una nueva fiebre de biopics sobre músicos, ya que también están preparando otro sobre la vida de Aretha Franklin. La cantante ha pedido que la interprete Halle Berry, y que Denzel Washington haga el papel de su padre. Puestos a pedir… parece ser que el pequeño de los hermanos Calatrava ha pedido que la película sobre su vida que están preparando sea protagonizada por Jude Law, por su parecido físico.

También avanza el proyecto sobre la historia de Queen, los creadores de la mítica frase “te das queen” que tan popular hizo Chiquito de la Calzada. Se ha confirmado que Sacha Baron Cohen va a ser Freddy Mercury. El otro candidato era Johnny Depp. Entre parecido físico o talento interpretativo ya sabemos por lo que se han decantado. Brian May y Roger Taylor están metidos en el ajo.

Y otra del mismo estilo es la que ya han terminado sobre John Lennon. Más bien sobre las memorias de su hermanastra. Se titula ‘Nowhere Boy’, y el guión ha sido escrito por Matt Greenhalg, que ya escribió el de la película sobre Joy Division, ‘Control’. Se estrena en noviembre, y viendo el tráiler no parece que se hayan centrado en su faceta musical. Es sospechoso que en él no suene ninguna canción de Lennon ni de los Beatles…

Este fin de semana se ha estrenado en USA ‘The Town’, escrita y dirigida por Ben Affleck. Ha sido número uno, ha tenido excelentes críticas  y dicen que va a ser una de las películas de la temporada, así que parece que dirigiendo Affleck es menos sosaina que actuando.

El estreno de ‘127 horas‘, la nueva de Danny Boyle (‘Transpotting’, ‘Slumdog Millionaire’), ha causado varios desmayos entre el público, no porque el protagonista, James Franco (‘Superfumados’, ‘En el valle de Elah’), sea un triste, sino porque da repeluco. Te cuenta la supervivencia de un alpinista que se quedó atrapado y tuvo que cortarse su propio brazo para sobrevivir, que se dice pronto. El tráiler no es nada gore, pese a lo que se pueda pensar, y trabaja más la sugestión que otra cosa.

Como siempre vamos a la última, las películas que se estrenan en cine nosotros las vemos en DVD directamente. Así que si todavía no la habéis visto os recomendamos que os hagáis con ‘En Tierra Hostil’. Se llevó, misteriosamente, seis Oscars, incluído el de mejor directora, la primera vez en la historia de los premios, además de una recaudación pobre en taquilla, injustamente.

También hemos visto ‘Prince of Persia‘ porque siempre nos gustó mucho el primer juego. Muy entretenida. Y ya, claro. Además Jack Gyllenhaal en los planos cortos parece un dibujo de Walt Disney, la productora, por cierto. Os dejamos con el homenaje a Disney de Padre de Familia, con glorioso final.