De ratones y de hombres

Por fin hay pruebas reales de que las madres y su teoría de la conspiración sobre las cocacolas era verdad: Pepsi ha reconocido que uno de sus refrescos disuelve ratones, al loro. Al loro sólo lo utiliza ya gente de los años ochenta que se aferra a sus años mozos. Mozos.

Después de este sorprendente titular os decimos la verdad: el refresco ni se comercializa en España, lo prohibieron en 2009 y no, no es la Pepsi cola, que no la beberían ni las ratas, nunca mejor dicho. Somos tan sensacionalistas como el Qué. La bebida es Mountain Dew y han respondido a una demanda de un señor de Wisconsin, que es un lugar ficticio como Narnia o el ministerio de la vivienda. Y pide unos 40.000 euros de compensación económica. Por esa compensación nosotros nos planteamos beber gasolina para luego denunciar a Cepsa. Volviendo al tema, el señor dijo que bebió de la botella, se puso a vomitar, miró que había dentro y vio un ratón muerto. Podría haber hecho el proceso al revés y ahora no estaríamos escribiendo esto.

Pepsico, para defenderse, ha dicho que eso es imposible porque si el ratón hubiera estado dentro desde el embotellado hasta que llegó al consumidor, el roedor se habría disuelto, una respuesta que va ayudar seguro a limpiar la imagen de la empresa. Desde la redacción hemos pedido el teléfono del gabinete de abogados de Pepsico, para no llamarles nunca.

Reducción de pizza a la barbacoa

Pizza the Hut, cortesía de Spaceballs

Siguiendo con nuestros menús basados en el reciclado, os presentamos platos para compartir cualquier domingo, para que quedéis bien con los amigos y la familia al invitarles a casa, que nunca les invitáis. Están basados en restos del día anterior, a veces de dos días, lo que viene a ser la realidad de los hogares españoles.

– Bordes de pizza con salsa barbacoa.

Ingredientes:

– Bordes de pizza del día anterior.

– Salsa barbacoa en cajita.

Los bordes de la pizza no se tiran. Nunca. Partiendo de esta premisa os podemos garantizar que al día siguiente vais a tener un manjar para compartir con forma, además, de costilla. Siempre tendrás algún gorrón que el día anterior se haya comido toda la pizza, hasta los bordes, pero lo habitual es que la gente quiera comer el relleno y no la masa, eso se tira, como si fuéramos ricos, qué extravagancia. Lo importante el día anterior es haber pedido, además de pizza por teléfono, por internet o por favor,  una de alitas de pollo, de esas que vienen en una foto de sesión en la propaganda y al llegar a tu casa parecen muslos de rata. Pero vienen con una salsa barbacoa en un paquete que mide falange y poco más, donde caben perfectamente los bordes de la pizza para mojar. Y voilà, ya tienes una tapa moderna, rápida y fácil.

Yo también te odio (I)

Paquita la del Barrio

Odiar no es que sea malo, es que ha tenido siempre muy mala prensa. En el fondo es algo tan natural como el amor, que está muy sobrevalorado, por cierto. Y lo uno lleva a lo otro y los dos al despecho que mueve el mundo y la música y el mundo de la música (todos conoceréis a Despech Mode). Así que hemos empezado a recopilar todo nuestro odio, soberbia y asco en general, que no nos ha costado mucho, para hacer una lista o varias sobre los mejores temas de despecho. Con todo nuestro desprecio:

The Byrds- ‘Feel a whole lot better
Primeras muestras del pop para mandar a alguien a la mierda con sutileza. También podíamos poner la versión de Tom Petty que es una maravilla en nuestra nada humilde opinión, pero es por lo de respetar los derechos de autor.

Paquita la del Barrio- ‘Rata de dos patas’.

No es que Darío Gómez se quede atrás pero el veneno que lleva dentro Paquita merece hueco. Paquita te arrancaría la cabeza si le pisaras el suelo después de haber pasado la fregona. Así que de un divorcio ya ni hablamos…

Los Chichos- ‘Te vas, me dejas’

Si alguien con ese corte de pelo que se hace llamar “chicho”, se te acerca y te dice “que mal fin tenga tu mala persona”, nos acojonaría. El baile de las tres ciclistas, que terminan en un triciclo, es de lo más cutre.

Nancy Sinatra- ‘These Boots are Made for Walking’

Esto no es una canción, es un fondo de pensiones para los autores. Nancy Sinatra, muy maja, pero con poca chicha, para ser sinceros, convirtió el tema en un himno feminista, luego se lo cantó a las tropas en guerra, como Marta Sánchez, y acabó convirtiéndose en uno de los temas más veces versioneado, que no sabemos si existe como palabra.

Lily Allen- ‘Smile’

Uno de nuestros vídeos predilectos por el puteo sistemático al que Lily Allen, que tiene pinta de medir metro y medio pero no aguantar ni una, somete al estereotipo de novio jeta.

Por supuesto, esperamos cualquier sugerencia para añadir a la lista.