Siempre que llegas a casa…

Para muchos la cocina es un coñazo: son gente más de salón, de baño o de cuarto de estar (nombre bastante ridículo incluso para una habitación, deberían haberle puesto un nombre de persona como Mercedes o Norman). Y a otros simplemente no les gusta cocinar o les da pereza por falta de tiempo, falta de imaginación, falta de faltas… Hemos encontrado en la base de todo nuestro conocimiento (internet) una serie de utensilios de cocina para modernos y freaks, como medida para promover el arte de cocinar entre la juventud sin futuro.

La selección incluye desde tablas para cortar cosas de Nintendo hasta un molde de tartas con la cara de Darth Vader, de la mano de uno de nuestros redactores carente de vida social. Pero lo que nos ha acabado de conquistar han sido el Robocup, un cacharro con forma de robot de serie B que mide las cantidades de los ingredientes que necesitas. Mención especial a la tostadora de Battlestar Galactica. Sois unos losers, así, en cursiva.

Paciencia

Nosotros siempre volvemos a Steve blowJobs. Y Steve Jobs siempre vuelve a nosotros. Esta vez porque se ha retirado al banquillo, lógicamente, y ha dimitido de su cargo como CEO de Apple, pero seguro que le arreglan los papeles del paro porque la relación es buena, nos consta. Se va a dedicar a su negocio paralelo, InfoJobs, que se ha convertido en una referencia en la búsqueda de empleo on-line.


En cualquier Casio, ahora le apartamos nosotros para centrarnos en una campaña de marketing gratuíta para Apple que les ha surgido sin comerlo ni beberlo: Mark Malkoff, humorista, guionista, artista y madridista, ha estado varios días probando formas de irritar o llamar la atención en un Apple Store. Este tipo lleva dedicándose varios años a realizar retos de la mano de empresas varias. Al final se convierten en campañas virales que dan la vuelta al mundo. Saltó a la fama en el año 2007, cuando visitó y compró cafés en los 171 Starbucks que hay en Manhattan en un sólo día. Después de esto estuvo viviendo varias semanas dentro del Ikea de New Jersey. Más tarde pasó un mes viviendo en un avión (sin bajarse nunca de él) e incluso un mes viviendo en casa de sus padres después de haberse independizado, lo que debe de ser una de las experiencias más traumáticas de la edad adulta. En ese tiempo el aburrimiento le llevó a realizar experimentos impagables como éste con un rollo de papel higiénico.

Ahora, ha estado en la tienda de Apple haciendo cosas que no se suelen hacer, como llevar a su perro a probar el iPad, invitar a una cena romántica con una chica, hacerse pasar por Darth Vader para arreglar su iPhone, o llevarse una cabra a la tienda…para probar la paciencia y la pulcra educación de los dependientes, que se mueve entre lo irreal y lo forzado.

Let the wookie win

Lucasfilm, en otro de sus momentos de lucidez empresarial que poco tiene de espontánea, va a editar la saga de Star Wars en blu-ray a finales de 2011 con escenas inéditas. Lo hemos leído en el 20 minutos, al que somos asiduos por un motivo similar a los que leen el ABC porque tiene grapas en medio. La ocasión además es celebrar el 35 aniversario del estreno. No, la fecha de su salida no tiene nada que ver con las ventas de la campaña de navidad.

Parece ser que se podrá ver casi un minuto extra de metraje en El Retorno del Jedi relativo a Darth Vader y Luke. No sabemos mucho más pero seguro que serán escenas de esas que dan un giro radical e inesperado al rumbo de las películas, como ponerle más perilla a Obi Wan o añadir un centímetro de desierto durante segundo y medio a una escena en Tatooine.

Naturalmente si salen algún día en formato 3D (o lo que se haya inventado entonces) nos arrastraremos sin dignidad para verlas al cine. Y todas. La segunda no. Ah, vale.