Canciones perturbadoras (Iª entrega)

Para que empecéis el puente de la mejor manera posible, hemos hecho otra recopilación de temas para no dormir. Como siempre, os invitamos a que nos dejéis vuestras recomendaciones, aunque esperamos darle continuidad a esta sección, previsiblemente, de aquí a dos años. ¿Cuál es vuestra canción horripile?

The Beatles- ‘Blue Jay Way’. 

Escrita por George Harrison, hermano de Ford. Uno se lo imagina de bajona de psicotrópicos o tras haber consumido una paella de hace una semana, pero la versión oficial es que la escribió porque estaba esperando a alguien en la calle que da nombre a la canción. A veces las canciones de rock no se componen en orgías, qué os parece.

Elliott Smith- ‘King Crossing’.

Una de las mejores canciones que dejó Smith. Lo perturbador, aparte de la letra, procede de los diferentes sonidos empleados (parece que se te han mezclado varias emisoras de radio en la canción), los coros y, sobre todo, el órgano, que pone los pelos de punta.

Lou Reed- ‘Metal Machine Music’.

Alguien quiere tomar el pelo a alguien. Aunque parece que Reed siempre defendió que había hecho el disco entero así, como si hubiera estado dos semanas grabando a un afilador en una pista del aeropuerto de Barajas, porque le había dado la gana. Parece que se oyen hasta gaviotas. Si bien es verdad que desde “Tomorrow Never Knows” nos parece oír gaviotas en casi todas partes.

Fever Ray- ‘When I Grow Up’.

Como es sueca, no nos pilla de sorpresa la creatividad de esta muchacha. La primera vez que vimos este vídeo nos cagamos vivos, por motivos obvios, y por esos agudos que hacen ladrar a los perros. Pitch a tope.

The Postal Service- ‘This Place is a Prison’.

Muy apta para empezar un lunes, por ejemplo, o para enviar a ese amigo que necesita un empujón. Un empujón para tirarse por la ventana. Pero pertenece a ese selecto grupo de canciones que te amarga pero no te arrepientes de haber escuchado.

The Doors- ‘The End’. 

Inquietante y perfecta para escucharla un domingo de resaca. La desazón que te puede causar un tema tan brillante como este… si consigues separarla mentalmente de Apocalypse Now, que ya es complicado.

Anuncios

Los Beatles´ sons quieren tocar unas songs

Según hemos leído en nuestra revista hermana, los hijos de los Beatles, al menos los reconocidos legalmente, están pensando en juntarse y hacer un grupo de música. Nos ha impactado una idea tan original. Podíamos esperar que se reunieran para jugar al póker o formar un equipo de petanca, pero no para esto.

Por lo que parece, quieren emular a sus padres y a la vez rendirles homenaje repitiendo la historia. Sean Lennon está algo disgustado porque a él le toca morir tiroteado en NY, pero ya lo tiene asumido.

¿Es Jarvis Cocker? No, es Sean Lennon

Por si no tuviéramos suficiente con que se reúnan todos los grupos habidos y por haber para salir de gira, (excepto Los Calis que son quienes deberían hacerlo) ahora vamos a entrar en el nivel 2: hijos de grupos. ¿Deberían ser las profesiones heredadas, como los reyes? Claro que si tu padre es Forbes, o Forges o Borges igual está muy bien, pero si es pobre o bombero torero, puede ser una putada.

El único que ha dicho que no lo ve claro es Zak, el hijo de Ringo Starr, al que le va mejor que a todos los hijos de los Beatles juntos, porque toca y ha tocado con los Who, Oasis o Johnny Marr. Julian también ha dicho que no quiere saber nada de momento, hasta que no resuelva el conflicto que le crea no saber si su nombre es de hombre o de mujer.

Phil Spector que estás con un pie en el cielo

Nos fascina Phil Spector. Nuestra relación con él siempre ha sido como cuando te arrancas una costra del brazo: te da grima pero también cierto gusto. En vista del año nuevo hebreo, Rosh Hashaná, vamos a hacer un repaso sintetizado a la vida de tan ilustre judío.

Phil Spector nace en el Bronx en 1939, 1940 o 1614. Huérfano de padre, su familia se muda a L.A., donde siempre quiso ir Loquillo, y el muchacho comienza a interesarse por la música y los sellos de lacre. Ante la imposibilidad de compaginar ambas disciplinas, aprende a tocar la guitarra y forma algunas bandas con amigos de la FP.

Después de una discusión por quién compra papel para el baño en el local de ensayo, Spector rompe relación con su último grupo y aprende los secretos de trabajar en un estudio de grabación. Comienza a caerle trabajo encima, sobrevive, y produce e incluso colabora en la composición de temas como ‘Spanish Harlem‘, ‘To Know Him Is to Love Him‘ o ‘Corrina Corrina‘.

Decide crear el sello Philles y la cosa se vuelve más seria. Empieza el trabajo con grupos como The Crystals o las Ronettes. Su punto álgido llega con la creación de la técnica Wall of Sound, que consiste en producir un tema de forma que acabe y sin embargo siga retumbando en tu oído hasta el día siguiente, como cuando sales de un pub de Huertas (Madrid).En un alarde de su característica humildad y equilibrio lo define como “una aproximación Wagneriana al rock & roll”.

Se casa con Ronnie Benett, vocalista de The Ronettes, de quien se divorciará a finales de los setenta tras haber adoptado en sus años de convivencia a 5 hijos, unas patillas y unas gafas de padre español de la Transición.

Tras sufrir un accidente de tráfico se vuelve aún más raro, porque casi no lo cuenta, y continúa trabajando sin pausa. Comienza a interesarse activamente por el coleccionismo de armas de fuego  y, en un intento de difundir su aficción, las muestra a cualquiera a la primera de cambio; sus amigos y colegas de trabajo reaccionan muy positivamente ante tal pasión dándole la razón a cualquier cosa que pida llevando pistola.

Spector aparece y desaparece durante los 90 y la actual década que acaba, salvo para comprar el pan y salir del economato en alguna entrevista. En 2009, es procesado por el asesinato en segundo grado de la actriz Lana Clarkson y condenado a 19 años de cárcel.

Repasamos ahora algunos de los grupos esenciales que se vieron marcados por Spector:

The Ronettes
Lo más de las girl groups y además convertidas en las chicas malas por Spector. Firmaron ‘Be my Baby’ (si hombre sí, la del principio de Dirty Dancing), ‘Baby I love You’ y Spector se acabó casando con Ronnie Benett, una de las vocalistas, que volvía majara al productor. Literalmente.

Ike and Tina Turner

Spector era un gran fan de Ike Turner. Compartían muchas cosas en común, como su talento natural para la música, la composición de éxitos y tratar a sus respectivas como si fueran basura.


The Beatles, John Lennon y George Harrison

Spector se encargó de las mezclas finales y de darle un repaso general al ‘Let It Be’, disco grabado por The Beatles en un ambiente distendido y amigable. El resultado fueron temas como  ‘The Long and Winding Road’, que es como si tu abuela hubiera cogido una camiseta de las de Abanderado  y le hubiera cosido puntilla.

Unos años después Lennon contrató sus servicios. Se rumorea que Spector secuestró unas cintas con grabaciones de Lennon sin pedir rescate ni nada y que las defendía a punta de pistola, hasta que Lennon le puso algo en el cubata y a la que le entró sueño al productor se fue corriendo con las cintas metidas en el bolsillo de dentro de la chaqueta.

Además, como Harrison se fiaba de todo el mundo, le encargó la co-producción del concierto por Bangladesh. Dado el estado de Bangladesh aún hay que dar muchos conciertos para que sirvan de algo.

The Ramones

Entre ellos se quitan y ponen la razón pero parece ser que cuando le salía de la cavidad nasal a Phil Spector, les apuntaba con la pistola para invitarles a que se quedaran en su casa. Grabaron ‘The End of the Century’, de curradísima portada.

Leonard Cohen

El señor Cohen opinó que no sabía si era una genialidad lo que había hecho con el disco Spector o una majadería. En cualquier caso, suena sospechosamente alegre para ser Cohen.

Starsailor

Cuando Phil estaba más pendiente de sus juicios y del desenlace de Médico de Familia, a través de su hija conoció a este grupo, y se ofreció a producir su disco “Silence is Easy”. El disco contiene esta maravilla, que suena maravillosamente y nos dejó maravillados.

Cartelera y manta, semana 37

Vamos a empezar con la noticia que más ilusión le ha hecho a una persona de nuestra plantilla desde que le regalaron sus zapatillas de Darth Vader. Martin Scorsesse está preparando un documental sobre la vida de George Harrison, que se estrenará en 2011.

El hombre con los pelos de las cejas más largos que los de la cabeza últimamente se ha aficionado a los documentales sobre jóvenes promesas musicales, ya hizo uno de los Rolling y va a empezar el rodaje de otro sobre Sinatra. Para pagar estos caprichos también está rodando una película con Jude Law, que entre niñera y niñera prepara la segunda parte de la floja pero taquillera Sherlock Holmes. Por lo menos la sigue dirigiendo Guy Ritchie y en esta aparecerá Daniel Day-Lewis, que acostumbra a hacer poquitas pero buenas.

El hermano de George, Harrison Ford, prepara “Cowboys & Aliens“, que con un título tan acertado sólo puede ser una comedia.

Otra promesa musical, que en realidad nunca fue promesa ni tampoco musical, Justin Timberlake,  estrenará pronto la película sobre Facebook dirigida por David Fincher. El cartel nos sugiere que va a ser la historia de un admirable y brillante joven triunfador que llega al éxito por su honradez y buena baba.

El protagonista de The Social Network, que es como se titula, Jesse Eisenberg, ha pasado en tres años de hacer pelis indies a ser una megaestrella, y está estrenando más cintas que Pajares y Esteso en sus mejores años. Muy de este estilo, el pesadísimo Santiago Segura dice que Sacha Baron Cohen, el de Borat, está interesado en adaptar Torrente al mercado americano. Sus dos hermanos, Ethan y Joel Coen, que se quitaron la h del apellido porque se avergonzaban de él, preparan el rodaje de True Grit, con Matt Dammon y Josh Brolin, que dentro de poco estrenará Wall Street 2 con el horroroso Michael Douglas.

La que también se estrenará en breve, y con tráiler de lo más angustioso, es ‘Buried‘, segunda película del español con nombre de conquistador Rodrigo Cortés, que se estrena en todo el mundo a lo grande, con 2 millones de copias en megaupload y 4.000 de ellas oficiales.

Otro trailer más impactante aún es el de la nueva película de Robert Rodríguez, ‘Machete’, protagonizada por el afeminado Danny Trejo, que tiene pinta de haber pasado más veces por la cárcel que El Lute. El tráiler invita a pensar que será apta para todos los públicos.

Naturalmente sí que será apta la nueva de Bigas Luna. Lo tiene todo para estar entre nuestras favoritas: su atractivo título ‘Di Di Hollywood’, estar protagonizada por Elsa Pataky, ser la continuación de la ya lamentable ‘Yo soy la Juani’ y, por si fuera poco, la bso es de Mónica Naranjo. Si aún después de esto queréis ver el trailer allá vosotros. El director ha confirmado que es su película con menos sexo, sólo hay veintisiete escenas de cama y un 7% del metraje en el que la protagonista sale con ropa.

Apostamos a que este post tiene el record guiness de tags.