Necropop

El trending topic o tópico de moda ayer en las redes sociales, hablamos con esta propiedad porque estamos a la última, fue el fin de la Super Pop. Una revista que marcaba el inicio de la adolescencia, sobre todo femenina, y que consiguió hitos como equiparar a Jon Bon Jovi y John Stamos apañados en una misma portada.

En realidad lo que desaparece es la edición en papel, que bastante había durado, y parece que dejan sólo la digital. John Estamos profundamente decepcionados. Qué va a pasar ahora con los cromos y las pegatinas. Igual ya no dan cromos desde 1985 pero, ¿qué va a pasar con los accesorios que regalaban, como los anillos que cambiaban de color según tu ánimo o la cinta de la Lambada? ¿quién va a marcar ahora tendencia? La Super Pop era la pasarela Cibeles de los adolescentes. ¿Será un boicot de las papelerías y las imprentas del país por hincharse a regalar carpetas? Dudamos que ninguna empresa haya repartido tantas carpetas como ésta. La de cabeceros y escritorios que han sido decorados con pósters suyos.

También echaremos mucho de menos los tests para saber si éramos unas estrechas o los consejos para parecer más altas, de incalculable valor para nuestro desarrollo. Con todo, se ha mantenido, ha sobrevivido y tiene titulares más realistas que la mayoría de la prensa seria. Como la época en la que ilusionaron a toda las féminas con la idea de casarse con George Michael o Jesús Vázquez.

La parte positiva es que ahora todas las pegatinas que teníamos de V y de Donovan se van a revalorizar. La parte negativa es que las tiramos a los seis meses de tenerlas, como personas decentes que somos.

Desde aquí queríamos rendir tributo a una de las publicaciones que mejores portadas ha dejado a nuestra cultura (con permiso de la revista Bravo y Tele Indiscreta) y que nos ha ayudado a ser lo que somos: nadie.