Friska Viljor y la invasión sueca

Hoy os presentamos a este dúo sueco que hemos conocido gracias a nuestra labor de investigación. Y después de investigar resulta que han estado tocando por España varias veces y que tienen como cuatro discos, no es que hayan aparecido en el South Pop de este año de vacaciones. Ya sabéis que nosotros siempre os traemos lo más fresco y somos constantes, como esa raja en la entrepierna que te acompaña a los meses de comprarte unos vaqueros.

Friska Viljor, que tomaron el nombre de un humilde equipo de fútbol sueco,  hacen una mezcla de rock con folk pero entretenido -no folk de este que da grima y cuya definición no os vamos a dar-, son algo así como multiinstrumentistas y poseen apellidos acabados en -gsson, porque son muy nórdicos. Veréis en el vídeo de “On and On” (hitazo) que, aunque son un dúo, luego tocan con muchos modernos más, y así los directos ganan mucho, estética y musicalmente hablando. Raphael es un solista, por ejemplo, y nunca lo veréis cantando a pelo un concierto de hora y pico, ni de pico, porque necesita una banda, por mucho que él crea que el mundo gira a su alrededor y tenga voz. Luego hay gente que sí puede hacerlo, es lo que se llama hacer conciertos acústicos, porque si no eres Manolo Kabezabolo y sólo tocas en Viñarock y en el pub de tu pueblo.

Parece que últimamente están de moda las bandas suecas…Abba…Roxette….ahora estos… una invasión, vamos.

Además de a Mando Diao, que han vuelto a sus raíces publicando su nuevo disco en sueco, os recomendamos a I’m from Barcelona, que en realidad no son de allí, sino de una ciudad llamada Jönköping.

Ahora vamos a hacer una cosa que hace mucho la prensa, que es buscar similitudes entre bandas o generaciones. Pues bien, la hemos encontrado, y ya podemos lanzar un titular: “A los grupos suecos les encanta bajarse del escenario y cantar entre el público”. Lo hacen para colocarse al lado de la gente y dejar claro que ellos son siempre más altos y más rubios.

1ª evidencia: I´m From Barcelona cantando entre la gente:

2ª evidencia: Friska Viljor también cantan entre la gente (ojo al muchacho que aparece detrás del cantante a partir del segundo 25″, claramente no se sabe la canción pero mueve la boca para ver si acierta con alguna sílaba, como hacemos nosotros).

3ª evidencia: The Hives, y el showman que tienen por cantante, abriendo un camino entre el público en plan Moisés (por cierto, todo el mundo debería experimentar esta canción en directo al menos una vez en la vida).

Anuncios

Lo mejor de los JJOO de Londres´12 (segunda parte)

Seguimos con la recopilación de lo que para nosotros ha sido lo mejor de los JJOO de Londres.

Uno de esos momentos de los juegos ha sido el castañazo que se pegó el alemán en salto de trampolín. Toda la vida entrenando para esto:

También se ha hablado mucho del sexo, una cosa sin precedentes en los medios de comunicación, empezando por el arsenal de preservativos que esperaban a los deportistas de la villa olímpica. Nada menos que 150.000 condones. A nosotros nos parece un pelín exagerado, pero bueno, en Barcelona´92 se repartieron 10.000, aunque de todos es sabido que Fermín Cacho y compañía eran muy de hacerlo a pelo.

Al nadador Cavic cree que era un despelote, y dice  que “esto parece Ibiza, con música hasta pasada la medianoche. A veces me pregunto qué hacemos aquí“. La estrella de los juegos, Usain Bolt, celebró su medalla de oro con tres suecas en su habitación, a lo Esteso y Pajares.

Con tantas nacionalidades, vemos nombres rarísimos (por no hablar de lo que hemos ampliado nuestros conocimientos geográficos; lástima que ya sólo nos acordamos de Alemania y Francia). En el caso de este atleta, como decían en este tuit, no sabemos si esto es un apellido o es que alguien se ha dormido encima del teclado.

Y hasta aquí la recopilación. Nos gustó mucho la ceremonia de clausura. Sobre todos los conocimientos musicales de los comentaristas, de diploma olímpico también.