La última tentación

En Jerusalén, que debe de ser un sitio sin IBI y por eso se pegan todos por vivir allí, hay una comunidad de judíos ortodoxos que lo son mucho. Por eso tienen separadas a las mujeres y a los hombres en gran parte de los lugares públicos, para evitar tentaciones, porque piensan que ambos sexos no deberían encontrarse hasta el matrimonio (siempre que no sean familia), una costumbre muy vigente en nuestros días. La del matrimonio también.

Los jerusalinianos no son sólo judíos, hay muchas creencias juntas por allí, así que visten como buenamente quieren, que es lo suyo -salvo cuando mezclan rayas y cuadros o diferentes estampados, que está prohibido por ley, todo un ejemplo de sociedad del bienestar. Esto provoca que haya  gente con escotes y faldas muy cortas, mujeres, vamos, porque no parece preocuparles que los hombres vayan desnudos por la calle, y no entendemos por qué. Para que ningún judío extremista caiga en la tentación de mirar mujeres al ir a comprar el pan judío y sólo se miren genitales propios, han comercializado unas gafas que te dejan ver lo justo para que no te des una hostia si vas andando, pero que poco metros más allá hacen que lo veas todo borroso. Lo que podríamos llamar “visión de hurón”

Esta redacción ha tenido acceso a las gafas comprobando que son un modelo de alta gama, probablemente diseñadas en Rusia como el equipamiento olímpico español. No obstante se ha detectado cierta confusión a la hora de adquirir las gafas y algunos no parecen tener claro cuáles son las que hay que comprar o, simplemente, se han aprovechado de la situación, que la gente tiene mucho morro.

Anuncios

Riñones al Xerez

El mundo de la cocina es tan amplio como maravilloso, y en NME no descartamos ningún tipo de alimento ni receta para nuestra sección “Con las Manos en la Grasa”, porque somos muy respetuosos con los estómagos ajenos. Así que hoy venimos con una receta totalmente novedosa:

En Mourmansk, Rusia, una ciudad cercana a San Petersburgos (algún día hablaremos del Burguis Power y las franquicias burgalesas alrededor del mundo, como Edimburgos o Estrasburgos),  la policía ha detenido a un joven de 21 años que se ha comido a otro. Así. La noticia suena tan veraz como la de la autoestopista que desaparece en las curvas, pero no nos vamos a ir de interrail para corroborarlo, la verdad.

Este muchacho contactó con otro tipo a través de una página web de encuentros homosexuales, lo que demuestra lo peligrosa que es la red. Invitó a su conquista, de 31 años, a casa, a cenar, claro. Una vez allí no se sabe muy bien cómo le mató, si envenenado o a poniéndole un maratón de ‘Jara y Sedal‘, pero lo que sí quedó claro es que al asesino le gusta la cocina. Después de matarlo, le troceó y cocinó de diferentes formas: hizo filetes, hamburguesas, salchichas, un cocido y croquetas con las sobras del cocido, como es tradición en Madrid y la región central de la antigua URSS. Estuvo cocinando durante toda la semana, y hasta llegó a colgar videos de cómo hacía las hamburguesas por la world wide web. Hemos tenido acceso a ellos pero no vamos a colgarlos, ya que eran unas recetas al Pedro Ximénez buenísimas y no queremos que nos las copien. Y además teniendo en cuenta que no sabemos distinguir un conejo de un gato ¿cómo sabemos que lo que sale cocinando en los vídeos no es un pavo?

Según la policía rusa, que tiene menos credibilidad que Milli Vanilli, el chef lo único que quería era comerse a su víctima, y parece que podría haber cocinado previamente a otras diez personas. Debe tener el congelador a tope.

Alien-nación

Os dejamos un lunes como hoy, que ha vuelto a joder todos los pronósticos del tiempo, con los dos vídeos de la semana… pasada. El primero el de un señor rumano, da la casualidad de que también es político, que baila el ‘Bad’ de Michael Jackson, con más pena que vergüenza. Se supone que lo hace para conseguir el voto joven, por eso ha elegido una canción de tan rabiosa actualidad. Tomen nota de cara a las elecciones de mayo.

El congreso sería mucho más amable si tomaran como ejemplo al señor Edmond Talmacean o, por lo menos, los plenos tendrían mucha más audiencia, y podría patrocinarlos San Miguel o Mahou o Decathlon y Fama y así tendrían más ingresos para fomentar el superávit. Deberían contratarnos como asesores financieros, esto sí parece obvio.

Por otro lado, hemos encontrado un vídeo de un alien estrellado en Rusia (Siberia). La nave. La nave se ha estrellado con el alien dentro. Fuera. El alien está fuera de la nave que se ha estrellado. Además de nuestras carencias a la hora de redactar lo que también queda muy claro es que es un montaje pero la gente se ha hinchado a verlo.


Y no es por nada pero el alien va desnudo, cosa que parece no importar a nadie. Si nosotros fuéramos desnudos no ya a otro planeta, si no a bañarnos al río, se iba a montar chica, así que no entendemos esta política de libertades para los visitantes.