Friska Viljor y la invasión sueca

Hoy os presentamos a este dúo sueco que hemos conocido gracias a nuestra labor de investigación. Y después de investigar resulta que han estado tocando por España varias veces y que tienen como cuatro discos, no es que hayan aparecido en el South Pop de este año de vacaciones. Ya sabéis que nosotros siempre os traemos lo más fresco y somos constantes, como esa raja en la entrepierna que te acompaña a los meses de comprarte unos vaqueros.

Friska Viljor, que tomaron el nombre de un humilde equipo de fútbol sueco,  hacen una mezcla de rock con folk pero entretenido -no folk de este que da grima y cuya definición no os vamos a dar-, son algo así como multiinstrumentistas y poseen apellidos acabados en -gsson, porque son muy nórdicos. Veréis en el vídeo de “On and On” (hitazo) que, aunque son un dúo, luego tocan con muchos modernos más, y así los directos ganan mucho, estética y musicalmente hablando. Raphael es un solista, por ejemplo, y nunca lo veréis cantando a pelo un concierto de hora y pico, ni de pico, porque necesita una banda, por mucho que él crea que el mundo gira a su alrededor y tenga voz. Luego hay gente que sí puede hacerlo, es lo que se llama hacer conciertos acústicos, porque si no eres Manolo Kabezabolo y sólo tocas en Viñarock y en el pub de tu pueblo.

Parece que últimamente están de moda las bandas suecas…Abba…Roxette….ahora estos… una invasión, vamos.

Además de a Mando Diao, que han vuelto a sus raíces publicando su nuevo disco en sueco, os recomendamos a I’m from Barcelona, que en realidad no son de allí, sino de una ciudad llamada Jönköping.

Ahora vamos a hacer una cosa que hace mucho la prensa, que es buscar similitudes entre bandas o generaciones. Pues bien, la hemos encontrado, y ya podemos lanzar un titular: “A los grupos suecos les encanta bajarse del escenario y cantar entre el público”. Lo hacen para colocarse al lado de la gente y dejar claro que ellos son siempre más altos y más rubios.

1ª evidencia: I´m From Barcelona cantando entre la gente:

2ª evidencia: Friska Viljor también cantan entre la gente (ojo al muchacho que aparece detrás del cantante a partir del segundo 25″, claramente no se sabe la canción pero mueve la boca para ver si acierta con alguna sílaba, como hacemos nosotros).

3ª evidencia: The Hives, y el showman que tienen por cantante, abriendo un camino entre el público en plan Moisés (por cierto, todo el mundo debería experimentar esta canción en directo al menos una vez en la vida).

Anuncios

Alcohogenizados

Al menos cinco de estas personas llevan por nombre Manolo o Luis

Han descubierto un factor que influye en que el alcohol te afecte más o menos (y no tiene nad a que ver con que te echen cinco hielos en una copa donde sólo caben dos). Y el factor es el siguiente: si lo mezclas con un poquito de crack te afecta bastante más.

En realidad se trata de un determinado gen. La gen-te que lo lleva puesto de serie es menos propensa a agarrársela con un par de copas y, estadísticamente, menos dada al alcoholismo. Nuestro equipo ha llevado a cabo una investigación similar que vincula directamente las copas que sirven en el centro de Madrid con la sensación de sentirse profundamente estafado, conjuntamente con las ganas de darle dos hostias al dueño del bar.

Para realizar este estudio hemos contratado a una doctora experta en el asunto, que ya obtuvo concl usiones similares en una de sus investigaciones. Los resultados son:

1. Podemos demostrar que los bares cuyos nombres son una conjunción de cómo se llaman los dueños o sus hijos (bar Roalvar, Luisfer, Jessitamara, Marirodri) son dados a poner alcohol de calidad y barato. Aunque tengas que ver los toros mientras te tomas un cubata. También funciona con los bares con apóstrofo, como Antonio’s.

2. En todos los pueblos de España hay un pub o putiferio llamado PK2.

3. Nos encanta hacer listas y enumerar cosas.

4. En Madrid sale más barato salir de cocas que de copas.

5. Los chinos no pueden beber alcohol porque les falta una enzima. Y si tienes dudas, ¿has visto alguna vez a un chino borracho? Corroboramos esto gracias al trabajo de campo en Dinamarca de la doctora en biología A.Fernández, allegada a este blog.

6. Para los listillos que lo hayan visto, os recordamos que los japoneses no son chinos.

7. Ni los ecuatorianos ni los rusos llevan el gen de serie.

No entendemos cómo va a solucionar esto el alcoholismo, que puede venir dado por muchos factores externos más que internos, pero los investigadores están seguros de que es un primer paso para combatir la enfermedad. El otro paso sería no beber.