El auténtico hotel de la costa

Un arquitecto ruso, que seguro se llama Dimitri,  ha diseñado un hotel que lo mismo lo puedes poner en la playa que dentro del agua, aprovechando las circunstancias del cambio climático. Es evidente que esto a los de la ley de costas les va a encantar. El arquitecto lo ha llamado “el arca” y parece un híbrido de caracol y slinky.

Además es ecológico y la mayoría de sus partes son prefabricadas (o sea que tiene las pelotas de corcho), por lo que será perfecto para zonas del Caribe o Kansas: si no se lo lleva un maremoto, lo hará un tornado. O sea, que tú plantas el hotel en Kansas, y cuando te kansas lo mueves a Utah, que tiene mejor rima. El único inconveniente real será que se te llenen las ventanas de mejillones o tengas que limpiar el parking de percebes. A dentelladas.

Esto estará pensado para mares sin chapapote, claro, porque si esa plasta te entra por la ventilación no la quitas de la moqueta ni con el Kh7.

En definitiva, nos parece poco apropiado el invento, si quieres ir de hippie y vivir donde te parezca en cada momento, cómprate una roulot y no te duches en meses, que también es muy ecológico.

Spiegel Int.