La otra palabra que empieza por “F”

Hemos robado un artículo de la Rolling Stone española, lo cual es muy poco común (que la leamos, no que robemos) Como hay un creciente interés en mostrar el lado humano de los músicos, que son personas aunque no lo parezcan, como los Gallagher, ya está aquí el documental que nos va a hablar de ellos como padres. No, madres no hay. Porque la primera que se les ocurrió era Courtney Love que no parecía ni músico, ni persona, ni madre, por mucho que luego cumpla. Condenas.

En el documental aparece gente como Jim Lindberg (Pennywise), Flea (RHCP), Lars Frederiksen (Rancid), Fat Mike (NOFX), Mark Hoppus (Blink 182), Tony Hawk, Josh Freese (Vandals, A Perfect Circle, NIN), Tony Adolescent (adivinad el grupo), Brett Gurewitz (Bad Religion/Epitaph), Greg Hetson (Circle Jerks/Bad Religion), Ron (Black Flag) y lo mejorcito del punk/hc californiano, esencialmente. No aparece ningún hijo de los Ramones ni de Iggy Pop (al que por cierto conocimos una vez en Madrid, es road manager de grupos y clavadito al padre). Naturalmente la banda sonora es canela fina. Lo que se han olvidado de comentar es que más de uno es padre divorciado. No está mal tener otra visión, acostumbrados a ver documentales sobre descontrol, sexo y drogas. Ahora vemos uno sobre ex descontrolados que tienen que cuidar de niños. Dudamos que alguno esté al nivel de Ozzy, pero parece interesante.

Además está bien porque también han grabado partes de sus casas, y se ve que uno puede vivir de tener una banda de punk o como queráis llamarlo, a ver si os habéis creído que es todo en plan Eskorbuto, que esto no son los ochenta en Euskadi. Zoaz betiko!

Anuncios