De ratones y de hombres

Por fin hay pruebas reales de que las madres y su teoría de la conspiración sobre las cocacolas era verdad: Pepsi ha reconocido que uno de sus refrescos disuelve ratones, al loro. Al loro sólo lo utiliza ya gente de los años ochenta que se aferra a sus años mozos. Mozos.

Después de este sorprendente titular os decimos la verdad: el refresco ni se comercializa en España, lo prohibieron en 2009 y no, no es la Pepsi cola, que no la beberían ni las ratas, nunca mejor dicho. Somos tan sensacionalistas como el Qué. La bebida es Mountain Dew y han respondido a una demanda de un señor de Wisconsin, que es un lugar ficticio como Narnia o el ministerio de la vivienda. Y pide unos 40.000 euros de compensación económica. Por esa compensación nosotros nos planteamos beber gasolina para luego denunciar a Cepsa. Volviendo al tema, el señor dijo que bebió de la botella, se puso a vomitar, miró que había dentro y vio un ratón muerto. Podría haber hecho el proceso al revés y ahora no estaríamos escribiendo esto.

Pepsico, para defenderse, ha dicho que eso es imposible porque si el ratón hubiera estado dentro desde el embotellado hasta que llegó al consumidor, el roedor se habría disuelto, una respuesta que va ayudar seguro a limpiar la imagen de la empresa. Desde la redacción hemos pedido el teléfono del gabinete de abogados de Pepsico, para no llamarles nunca.