Me cambio de familia

Hemos vuelto a la investigación. Y a la instigación. A esos posts (tres) de análisis exhaustivo que solíamos hacer buscando las verdades del mundo como por qué se ríe la gente cuando hace aire y se te vuelve el paraguas del revés, en vez de quedarnos serios y atizarle con él a alguien, como hacen en Australia. Será por la latitud,  ya sabéis que allí son más altos.

Esta vez hemos orientado nuestro trabajo al árbol genealógico de una selección de personajes y hemos obtenido resultados sorprendentes que explican claramente su naturaleza. Ahí va una selección de nuestros hallazgos, tan geniales y sorprendentes como acostumbramos, que para eso llevamos día y noche una libreta robaideas:

  • Alicia de Larrocha y Zack de Larrocha, madre e hijo – Una relación poco conocida en el ámbito de la música, sobre todo de la clásica, por motivos obvios. La pianista sólo consiguió transmitir ritmo a su hijo, nada de armonías.
  • Rage Against the Machín y Antonio Machín – Si prestamos atención a los discos de los americanos, podremos encontrar sus raíces, ya que su nombre proviene de la época en la que Antonio era vocalista del grupo y quería bautizar a su banda con su nombre, a lo Bon Jovi. Después inició su carrera en solitario y pasó de RATM, que le parecían unos blandos.
  • Jack White, hijo de Barry White – No os dejéis engañar porque uno sea negro y el otro transparente como la princesa de la Historia Interminable. Ni porque uno pese 200 kilos y el otro 100 gramos. Lo importante es un lunar que tienen en la espalda y nunca enseñan. Os apostamos lo que queráis a que nunca veréis a  Barry White sin camiseta en un concierto. ¿Por qué? Porque está muerto.
  • Perry Farrell y Collin Farrell, hermanos – Esta familia ha sufrido innumerables traumas desde su infancia. Al hermano mayor le machacaban desde sus comienzos musicales utilizando la gracia de que a su banda no la conocía ni Perry. Al menor, en el instituto, le amargaban la vida repitiéndole la frase: “no te comes ni un Collin, Farrel”
  • Alfonso Guerra y Juan Luis Guerra, hermanos – Separados al nacer pero con una clara vocación común, como ha sido dar el cante. Tras un reencuentro en los noventa, ambos volvieron a distanciarse cuando Alfonso puso a nombre de su hermano unos terrenos frente a la delegación de gobierno de Sevilla y Juan Luis le correspondió regalándole dos entradas de pista para la gira del ‘Bachata Rosa’.
  • Bertín y Ozzy Osbourne, hermanos – A pesar de su acomodado origen, ninguno de los hermanos se conformó con lo que el destino les tenía preparado y, curiosamente, siguieron carreras profesionales paralelas, primero en la música, luego en la televisión. Bertín acaba de iniciarse en el teatro, por lo que Ozzy en breve dará el salto, está claro.
  • Kobe Bryant, Bryant Adams, Adams Sandler. Hijo, padre e hijo bastardo – En el caso de Kobe hablamos de uno de las pocas ocasiones donde es el hijo quien no quiere reconocer al padre. Angustiado por ser vástago de un tipo tan empalagoso, negó ser hijo del canadiense durante dos décadas, a pesar de los parecidos obvios. Con el paso de los años al final aceptó públicamente ser hijo de Adams porque se dio cuenta de que había tocado con Sting y Rod Stewart y además ‘Summer of 69‘ estaba bastante bien. En el caso de Adams, desde muy joven le dieron en adopción a la familia que lleva su nombre, de ahí que le hiciera tanta ilusión protagonizar una película tan oscura como “Little Nicky” (traducida en España como Pequeño Jersey).
  • Calvin Klein y Cassius Klein, hermanos – El enfrentamiento desde su infancia vino dado cuando Calvin, en una disputa familiar, le clavo unas tijeras en la rodilla a Cassius, que le devolvió la gracia metiéndole un puñetazo en todo el cigarrillo. El hecho inspiró posteriormente a ambos para sus trayectorias profesionales. Como Cassius siempre olía a sobaco, Calvin empezó a trabajar en fórmulas para eliminar el olor que dejaba en su habitación.
  • Manolo Escobar y Pablo Escobar, primos – En la adolescencia comenzaron a probar sustancias prohibidas y a traficar a lo grande. Manolo era el más peligroso, y tomaba las decisiones sobre quién debía morir y quién debía vivir. Tras liquidar a 300 personas en una tarde, la familia decidió mandar a Manolo a la Sunny Spain para protegerle. Entonces Manuel descubrió la copla y pensó que la canción sería una buena forma de blanqueo. Y ahí sigue.
  • James Cameron y Cameron de la Isla, brothers in arms – Separados en su infancia, eligieron trayectorias diferentes, aunque James siempre apreció el cante de su bro, como él dice. Últimamente ambas familias han tenido un acercamiento, ya que la hija del cantaor, Cameron Díaz, vive en Los Ángeles, muy cerca de su tío James.
  • Motörhead y Hombres Head – Bandas hermanadas, aunque poca gente lo sabe. Sólo tenéis que traducir sus letras para daros cuenta de que Motorhead tiene una canción con la misma letra que ‘El Ataque de las chicas cocodrilo’, pero en inglés.
Anuncios

Con el holograma se nos presenta un buen panorama

Por segundo día volvemos a hablar de japoneses, como en los mejores blogs de videojuegos.

En Japan está triunfando una especie de Hannah Montana que se llama Hatsune Miku. La chica tiene 16 años y llena estadios. Aparte del típico comentario que nos viene a todos a la cabeza de “qué cabrona, la pasta que estará ganando”, lo que nos llama la atención es que esta tía no es una persona real, es un holograma en 3D que proyectan sobre el escenario, como Fraga o Jordi Hurtado (que no nos acordamos quién nos lo dijo). Lo mejor es ver un vídeo en directo y después seguimos hablando.

Como véis el bicho es rollo manga, y le llega el pelo hasta las rodillas. Lo bueno de esto es que pueden programarla para que baile el Moonwalker mezclado con el baile del pañuelo.

Esto abre la puerta a cosas inimaginables, un mundo por descubrir. Por ejemplo, si la máquina de 3D cayese en manos de mentes depravadas, desequilibradas y todo lo que termine en adas, como las nuestras, sería para estudiar cómo unas mentes pueden tener manos, pero aparte de esto se nos ocurren algunos eventos que organizar:

– Una gira mundial sin precedentes: Kurt Cobain meets Falete.

– Dueto de Rocío Jurado  y John Lennon (el sueño de una de nuestras redactoras). O Manolo Escobar con Jeff Bukley.

– Dean Martin con Miguel de Molina: a cada cual, su crooner, con el hit ‘The Well Paid’. También podría con su hijo Dani Martin.

– ACDC a dos voces. O los Clash con Eskorbuto, formación original.

– Louis Amstrong con sus hijos Billie Joe, Neil y Lance Armstrong.

– Regreso inminente a la televisión de ‘Su Media Naranja’ y ‘El Precio Justo’, con sus respectivos.

– Un cameo de Félix Rodríguez de la Fuente en “El encantador de perros” arrasaría en audiencia.

Lo bueno de esto es que ahora sí que va a empezar a ser negocio la música, sin pagar un duro a las estrellas. Y picarán poco del catering: el alcohol y las groupies por fin serán para los técnicos que dejarán de ser reconocidos como un medio para ser un fin en sí mismos. Adiós a las escenas de pegar a los periodistas, tirar las televisiones por las ventanas de los hoteles o mandar a la mierda a quien les pida un autógrafo. Casi nos da hasta pena. Se acabó. Ahora sí que podemos decirlo. Rocknroll is dead.