Twitter killed the radio star

Chris Brown, hermano de Bobby Brown, que es una señora que se dedica al maquillaje y además era el marido de Whitney Houston tenemos varios problemas, ha sido la última víctima ficticia de Twitter. La cosa es que cuando no te cae bien alguien porque ha hecho alguna memez, como ir de listillo en los Grammy, comienzan a soltar rumores sobre tu muerte a través de redes sociales. Twitter ya se cargado-pero-no a Jon Bon Jovi, Dani Martín, Barack Osama o Tiger Woods (tigre maderas, que parece un signo del horóscopo chino).Como no hace daño a nadie al final,  volvemos a esas listas que sólo echamos nosotros de menos y hemos hecho una breve recopilación de gente y cosas que mataríamos ficticiamente a través de cualquier red social:

– A los Rolling.

– El 99,8% de los periodistas deportivos de televisión.

– Manu Chao.

– Los que se creen Manu Chao. Como Macaco y todos sus secuaces.

– El café recalentado.

– El anuncio de los sujetadores de la Sexta.

– Mario Picazo en su faceta de promotor de Securitas Direct sembrando el pánico entre la población. Mejor la rubia de ahora que se peina donde Julia Otero.

– A Harrison Ford. Que alguien le pare. O le elija los guiones. Desde que sale con Ally McBeal no levanta cabeza. Deberían cambiarle el nombre a Harrison Ford Escort, para diferenciarlo de su anterior etapa.

– Las cejas de Matt Dillon. Cada vez más grandes, cada vez más negras. Esto también podía ser el título de una película porno.

– Los botes de laca de Ana Botella (muertos ellos se iría apagando sola…así, poco a poco…).

– El tip-ex. Total, quién lo usa ya.

Anuncios

Necropop

El trending topic o tópico de moda ayer en las redes sociales, hablamos con esta propiedad porque estamos a la última, fue el fin de la Super Pop. Una revista que marcaba el inicio de la adolescencia, sobre todo femenina, y que consiguió hitos como equiparar a Jon Bon Jovi y John Stamos apañados en una misma portada.

En realidad lo que desaparece es la edición en papel, que bastante había durado, y parece que dejan sólo la digital. John Estamos profundamente decepcionados. Qué va a pasar ahora con los cromos y las pegatinas. Igual ya no dan cromos desde 1985 pero, ¿qué va a pasar con los accesorios que regalaban, como los anillos que cambiaban de color según tu ánimo o la cinta de la Lambada? ¿quién va a marcar ahora tendencia? La Super Pop era la pasarela Cibeles de los adolescentes. ¿Será un boicot de las papelerías y las imprentas del país por hincharse a regalar carpetas? Dudamos que ninguna empresa haya repartido tantas carpetas como ésta. La de cabeceros y escritorios que han sido decorados con pósters suyos.

También echaremos mucho de menos los tests para saber si éramos unas estrechas o los consejos para parecer más altas, de incalculable valor para nuestro desarrollo. Con todo, se ha mantenido, ha sobrevivido y tiene titulares más realistas que la mayoría de la prensa seria. Como la época en la que ilusionaron a toda las féminas con la idea de casarse con George Michael o Jesús Vázquez.

La parte positiva es que ahora todas las pegatinas que teníamos de V y de Donovan se van a revalorizar. La parte negativa es que las tiramos a los seis meses de tenerlas, como personas decentes que somos.

Desde aquí queríamos rendir tributo a una de las publicaciones que mejores portadas ha dejado a nuestra cultura (con permiso de la revista Bravo y Tele Indiscreta) y que nos ha ayudado a ser lo que somos: nadie.