Bienvenido a la república

Nativos en Ikea China, como si estuvieran en la escena del desvanecimiento de Flash Forward

Como son una civilización avanzada, nos hemos encontrado en China con otro ejemplo a seguir por Occidente. Parece que en los Ikea chinos se han vuelto muy permisivos y dejan que los visitantes, como en V, prueben todo el mobiliario: duermen la siestas en las camas, se sientan a estudiar en los dormitorios juveniles, se van a pasar la tarde con sus tuppers en las salicas de estar, se comen los cruasanes y los regurgitan, etc.

Según el representante comercial de la compañía, al que llamaremos Li para preservar su anonimato, la mayoría al final acaban comprando algo, aunque sea barato. No sabemos si se refiere al final del día o al final de su larga vida de chinos. Así que todos ellos tienen en casa un palo verde con hojas de esos que venden antes de ir a a las cajas del Ikea, no penséis que era una tradición milenaria lo del palo. Minelaria. Minelaria bonita. Probad a pronunciarlo: minelaria.

Creemos que deberíamos adaptar esta buena costumbre en España y el resto de Occidente, quien sepa dónde queda, y probar las toallas, hacer que los vendedores metieran el nórdico en la funda o llenar los carros hasta arriba para darle a todo el mundo en los talones y luego no comprar nada. Uno de nuestros sueños es recorrer un Carrefour repleto de gente e ir rompiendo talones a troche y moche. Como son unos envidiosos, además han encontrado una tienda que copia hasta los colores de la marca sueca, pero aquí nadie dice nada, como con lo de la tienda falsa de Apple. ¿Qué tienda? Os preguntaréis. Podríamos poner un link a un artículo o foto, pero eso requeriría dedicarle aún más tiempo a esto, y el tiempo se nos acaba porque van a venir unos alienígenas y van a comernos a todos menos a Iker Jiménez y a su mujer, por listos.

Anuncios

Ghostfucksters

Una señora de Canterbury ha denunciado ante la prensa que la acosa un fantasma en su cama. Esta mujer, de setenta y tres años, está ya muy harta de echarse a dormir y que le meta mano una presencia que ella no ve pero siente. Siendo de noche y dado que, generalmente, cuando se llega a cierta edad uno lleva gafas y no duerme con ellas, se podría pensar que igual es el vecino de puerta con puerta.

El caso es que sintió varias noches las manos en el edredón. Entonces quitó el edredón. Y el colchón empezó a dar meneos. Y claro, puso otra vez el nórdico, que es un edredón al fin y al cabo pero mucho más europeo. A nosotros nos gustaría sentir a veces un pequeño acoso en el colchón, la verdad, y si es de un fantasma como Casper, al que se le ve limpio, no tendríamos problema en que nos poseyera.

La cuestión es que estamos sufriendo una revolución sexual del otro lado, porque hace unos días fotografiaron a dos fantasmas manteniendo relaciones sexuales en Ohio. Nosotros no vemos nada por más que miramos y mira que con poco vamos. Pero os dejamos las imágenes, que parecen un test de Rorschach de fantasmas, para que opinéis libremente. Esto nos lleva a preguntarnos muchas cosas, como si habrá herpes fantasmales en el más allá. O si Patrick Swayze tenía motivos ocultos para dejar en tierra a Demi Moore; o a fantasmear sobre cómo se lo tienen que pasar Iker Jiménez y Carmen Porter.