Steven, Get Your Wings II

 

En los comienzos de New Musical Estréss, escribimos la primera parte de este post, cuando durante un concierto el guitarrista de Aerosmith, Joe Perry, dio un culetazo a Steven Tyler y le mandó a Wisconsin.

Ahora vamos con la segunda parte, porque nuestro amigo Steven ha vuelto a caerse, esta vez en la ducha en un hotel en Asunción (Paraguay), donde estaban de gira.  Él asegura que no esta borracho, pero la hostia que se ha dado ha sido considerable: se le ha quedado la cara como un mapa y se le han partido los piños, cosa por otro lado relativamente normal dado que es lo que más sitio le ocupa, es como si se hubiera partido el labio . Se lo ha tomado con bastante sentido del humor y ha colgado una foto de cómo se ha quedado el hombre.

Se lo toma con ese humor porque los piños ya se le habían caído en los 80, claro, así que no le ha dolido. Pobrecico. Es la ventaja que tiene ser una estrella del rock. Aunque confesamos que a una de nuestras redactoras le han impresionado mucho más las canas, lo blanca que tiene la piñata y la chaqueta de chándal que parece llevar.

Anuncios

El auténtico hotel de la costa

Un arquitecto ruso, que seguro se llama Dimitri,  ha diseñado un hotel que lo mismo lo puedes poner en la playa que dentro del agua, aprovechando las circunstancias del cambio climático. Es evidente que esto a los de la ley de costas les va a encantar. El arquitecto lo ha llamado “el arca” y parece un híbrido de caracol y slinky.

Además es ecológico y la mayoría de sus partes son prefabricadas (o sea que tiene las pelotas de corcho), por lo que será perfecto para zonas del Caribe o Kansas: si no se lo lleva un maremoto, lo hará un tornado. O sea, que tú plantas el hotel en Kansas, y cuando te kansas lo mueves a Utah, que tiene mejor rima. El único inconveniente real será que se te llenen las ventanas de mejillones o tengas que limpiar el parking de percebes. A dentelladas.

Esto estará pensado para mares sin chapapote, claro, porque si esa plasta te entra por la ventilación no la quitas de la moqueta ni con el Kh7.

En definitiva, nos parece poco apropiado el invento, si quieres ir de hippie y vivir donde te parezca en cada momento, cómprate una roulot y no te duches en meses, que también es muy ecológico.

Spiegel Int.