Thom Yorke pillado en el Louvre

Desde hace unas semanas está rulando por la red una foto que una chica se hizo en el Louvre, con ‘Las Bodas de Caná‘ de fondo. Dice que tiempo después se dio cuenta de que aparecía Thom Yorke detrás suyo, pero también podría ser un señor que mira sospechando. Y la foto ha dado la vuelta al mundo.

El otro día nos encontramos al de El Canto del Loco en el Hipercor, mirando el pan Bimbo, quizás perdimos una buena oportunidad de pasar a la historia.

No nos pillan de sorpresa estas confusiones, fingidas o no, las vivimos de primera mano todos los días, ya que constantemente nos confunden con modelos famosos. Aunque sea de calcetines.

También nos gustó mucho este otro ejemplo, donde un fontanero ruso se parece cosa mala a House, pero esto no es un robado, es un primer plano en toda regla.

Os dejamos con la foto de Thom Yorke en cuestión. Creemos que la foto es un fake, que no sabemos lo que quiere decir. Y si no es un fake es un wake, o un plumcake. Se ve algo rara la foto. Demasiada gente para ser un museo, ¿no? ¿Qué pensáis?

Bocadillo de Cola Cao con Tulipán

Hoy proponemos un plato polivalente, lo mismo sirve de merienda, que de desayuno, que de cena, aunque de cena tiene que ser asqueroso.

Ingredientes:

Cola Cao o sucedáneo. NO puede ser Nesquik que se deshace a la perfección en cualquier líquido o en la boca.

Pan (pistola), media barra. La opción pan de molde merma mucho los resultados. Mucho.

Tulipán, que además es muy fácil de untar aunque lo acabes de sacar de la nevera. No como la mantequilla. O la mantequilla light, que encima no sabe a nada.

– Un cuchillo.

¿Y ahora qué?

Usamos el cuchillo para cortar la media barra de pan. Abrimos la media barra en dos partes, como si fuera cualquier otro bocadillo. Pero del todo, no de esas veces que lo abres y se queda unido por una mitad, como si fuera un perrito caliente.

Usamos el mismo cuchillo para untar el Tulipán en las dos partes del pan. Usamos también el mismo cuchillo para meterlo en el bote de Cola Cao y sacarlo en cantidades ingentes para ponerlo en el pan, que se quede bien pegado (NOTA NME: pegado del lado del Tulipán).

Echa el chuchillo a la pila o a la basura, directamente, porque la mezcla de Tulipán y Cola Cao a los 5 minutos solidifica como si fuera lava y no hay dios que lo quite. Cerramos el pan y ya tenemos un manjar preparado.

Además cuando toses por los grumos del Cola Cao te sale el polvo de la boca y parece que acabas de salir de la tumba.

Precio para 4 personas:  Depende de si compras en Hipercor o en el Ahorramás.

Tiempo de preparación: 2 horas entre que vas a comprar el Cola Cao, el Tulipán y la barra y luego lo preparas.

Dificultad: Fácil, incluso sin pleno uso de tus facultades mentales.

Y cuidado, porque como todos sabéis, el Cola Cao arde: