Canciones Rabiosas

En los 90, recuerdo que casi cada disco que compraba, que eran muchos, traía una canción de este estilo. Sería porque era una moda o porque siempre escuchaba el mismo estilo, pero con todo el grunge, rock alternativo, punk rock o lo que fuera, solía venir una de estas. Supongo que sería el teen spirit o el rebelde way, pero a mí me encantaban y de hecho me decepcionaba cuando un disco no la incluía. Ahora no podría escucharlas ni al 50% del volumen que en aquellos tiempos. Esto creo que es mala señal. Corre la leyenda de que un chico no pudo escuchar música alta una tarde y al día siguiente se puso pantalones de chándal con una camisa por dentro.

Es una cosa de estas para la que los medios no tenían nombre o que, por lo que yo recuerdo, no se paraban a comentar. O también es posible que hablasen de ello con un vocabulario que mi cerebro no asimilase al estar flotando en calimocho y licor de mora. Qué asco, creo que en esos años perdí un 80% de mi cocido intelectual.

Así que durante unos años se crearon himnos rabiosos de los que aquí ponemos una selección tan poco rigurosa y carente de sentido como es costumbre en New Musical Estréss. Más tarde, Blur hizo la suya en en su estilo y se forraron y desde entonces en cualquier garito pueden cogerte por sorpresa y pinchar este tema seguido de uno de Chenoa, con todos nuestros respetos a ella, sobre todo desde que creó esos estupendos versos de “cuando tú vas, yo vengo de allí, cuando yo voy, tú todavía estás allí

Por cierto, me comenta un amigo que ha estado en Londres que han creado una revista allí plagiando nuestro nombre. Está en manos de nuestros abogados. La revista, y les ha gustado bastante.

1991. Una de las canciones que más me impactó al escucharla fue de los que posiblemente empezaron todo esto. ¿A quién si no se le habría ocurrido hacer un tema respirando a dos voces y gritando? Viendo el vídeo no estoy seguro de si es Black Francis o Paul Potts, el chico con nombre de jemer rojo. Respiraciones en el min.1.20

1992. Se les daban muy bien este tipo de canciones. Aquí os dejamos una aparición televisiva: iban a presentar su single Lithium y se descolgaron con estas meadas territoriales…con destrozo incluido al final. Yo veía esto, y en mi televisión Noche de Fiesta, y me preguntaba si vivíamos en el mismo planeta.

1996. Era la época en la que Billy Corgan no se cambiaba de camiseta. Además de oler horrorosamente y mover los dedos muy rápido (fijaos en el estribillo), estaba bastante más inspirado que ahora. A partir del minuto 3 la cosa se descontrola y aparece un tío en pelotas en el escenario que los de seguridad no saben si es parte del show o es un espontáneo, visto lo que tardan en reaccionar.

1997. Algunos dejarán de leer este blog por incluirlos, pero tocaron en Woodstock, así que algún merito tendrán. Con esto también quiero demostrar que estoy libre de complejos y si una canción me gusta no me importa si es de Springsteen o de Daddy Primo. No era muy grunge ir bien peinado y con mechas, ni llevar una correa de guitarra para la que habrían despellejado a un guepardo, y en parte por eso, aunque hayan vendido unos 25 millones de discos, la crítica pasa de ellos como de Leonardo Dantés. Además, el cantante luce tabletita a lo Vin Diesel y está casado con Gwen Stefani. Como no podía ser de otra forma, en sus discos también incluían estas canciones. Por cierto, han anunciado que vuelven este año.

1998. Aunque no son santo de mi devoración, hay que reconocer que esta les quedó bien. Es un poco más compleja que el resto de las aquí presentadas, pero transmite la misma energía. Ponemos el vídeo porque está en HD, mola bastante y además tiene subtítulos para los que no sean bilingües como yo, que hablo calé y mandarín.

2002. Aquí tenemos claro ejemplo de cómo un gran primer disco se quedó en una gira lamentable y en una carrera perdida. Antes de nada, recomendamos escucharla en la versión del disco porque merece la pena. La versión que aquí ponemos es todo lo que no hay que hacer al ir a grabar un directo en televisión: no bebas tanto, no te drogues tanto, no cantes haciendo el tonto, no tires el micrófono con la guitarra, no te líes al pisar el pedal de distorsión, y no te tomes pastillas si no conoces sus efectos. Gracias a youtube la familia de este chico tendrá presente cada día tan bochornoso recuerdo. No seais perezosos y vedlo enterlo, a partir del minuto 2 sus compañeros se plantean seriamente abandonar el escenario. El de pim pam toma lacasitos al lado de este es un principante. Y después de ver la actuación el presentador dice que son una gran banda…

Después de verlo, vosotros que sois gente de mundo, decidnos que clase de droga es esta, para hacérsela llegar a los adolescentes españoles que tanto la demandan.

Anuncios