La ley de Murphy (Alex)

Touché!

 

Gracias a un par de grupos de Twitter y Facebook, Detroit va camino de tener una estatua de Robocop. Esperemos que de la uno, porque el resto son lamentables. Han contactado con algunos artistas y empresarios dispuestos a financiarla, han recaudado fondos en internet y hasta se lo han pedido a la alcaldía, porque según dicen: “Hay violencia en Robocop pero a lo largo de la película el propio Robocop trata de hacer lo correcto”. Ya llevan 60.000 dólares, que se dice pronto. Esto demuestra que están pasando dos cosas en Detroit: 1) La gente frikea. 2) La gente blanquea. El alcalde de la ciudad ha declarado no estar “dispuesto a pagar más reciborgs”. Es un cachondo.

Como nos imaginamos que quieres contribuir a esta gran iniciativa, realmente interesante, no como dar dinero para campos de desplazados, dónde va a parar, pulsa aquí para donar tu sueldo de un mes. Y cuando vayas a Detroit podrás decir que tú ayudaste a construir semejante monumento.

Noticia de última hora: El alcalde de Fuengirola, donde se rodaron algunos exteriores de “Rabocop” ha sufrido un infarto al enterarse de la iniciativa de los detroianos, si es que se les puede llamar así.