A Phil Collins no le gusta la música

La paz y armonía en que vivimos ha sido rota vilmente  porque Phil Collins ha concedido una entrevista. Afortunadamente ha dicho:

– “En realidad no me gusta mucho la música, ni escucho música. Mi hija pequeña, Lily, me pone música de vez en cuando y yo digo ‘Guau, eso es genial, ¿qué es?’, pero, en serio, no me gusta nada.”

Bien, Phil, nosotros tenemos que decirte una cosa: A la música no le gusta Phil Collins. Aléjate de nosotros. No nos caes bien, eso es evidente, aunque tienes cara de caer bien,  ya que nadie le daría un puñetazo a Phil Collins así, en una conversación de sobremesa (cosa que sí haríamos con el de Simply Red antes de que abriera la boca). Tal vez si empezase a tocar un solo con las cucharillas del café y las tazas sí le partiríamos una ceja bien a gusto. O por esas camisas de flores que llevaba en los ochenta, que justificaban cualquier agresión. También por ser el hermano no reconocido de Robin Williams. O por ‘In the Air Tonight’, que nos gusta mucho pero no sabemos por qué la canta como si su voz saliera del armario de la niña de Poltergeist.

Sus últimas declaraciones además nos llevan a pensar en qué criterio tenía Collins cuando dijo que Ringo Starr le parecía el mejor batería de la historia. Y de hecho, ¿nos ha estado engañando durante todos estos años de carrera? ¿Qué pensarán sus fans de Kiss Fm? Menos mal que siempre les quedará la rotación masiva de los vídeos de Travis…

20 años aguantando a Fangoria…han sido suficientes.

Alaska en acción, con la elegancia que la caracteriza

La semana pasada, como dirían los comentaristas de motociclismo de TVE, con motivo de su veinteavo aniversario, Público entrevistaba a Fangoria, uno de los peores grupos que han alcanzado mayor éxito.

Ya sé que este grupo cuenta con muchos fans, cosa que no entendemos, o si, porque la gran mayoría vienen arrastrados de los 80 y se tragan todo lo que hacen, sin darse cuenta de que la época de “Ni tú ni nadie” o “A quién le importa” pasó hace muchos tiempo. En los últimos años esta gente ha publicado canciones horrorosas, y se han apuntado a todas las modas posibles, lo que suele ser sinónimo de falta de inspiración. Alaska es de las personas que peor cantan en la UE y piensa que es una especie de Madonna a la española. Lo último que tenemos que aguantar es a su marido (que es un híbrido entre Marilyn Manson, un personaje de Almodóvar y Steven Tyler con estrabismo) cantando y haciéndonos creer que es que es la leche y que por eso puede publicar discos… aunque si puede es porque alguien se lo consiente.

Volviendo a la entrevista, en ella dicen cosas como que nadie se acordará de El Canto del Loco en 3 años ni de Alejandro Sanz en 20. Van bastante sobraditos, pero al final es muy cool meterse con lo que vende. La verdad es que hay bastante distancia entre ECDL y Sanz, sobre todo musicalmente, aunque ambos llenen Las Ventas. Y le pese a quien le pese, entre Sanz y Fangoria también hay bastante distancia, y si alguien piensa que esto es mejor que esto yo me parto el pecho. Otra cosa es que nos guste separarnos de las masas, pero hay mejores palos a los que agarrarse, creednos. Hace 20 años la gente odiaba a Raphael y a Camilo Sexto y ahora todo el mundo está deseando hacer duetos con ellos.

En cambio en su entrevista si valoran muy positivamente a Lady Gaga, porque mola y es muy moderna, claro.

Este domingo A.Sanz les contestaba en Twitter, dejando caer algo que a nadie parece importarle: Alaska desafina. Y no parece que haya intentado hacer lo contrario en todos estos años.