Conciertos infinitivos

Bruce Springsteen ha anunciado gira en 2012. Resulta sorprendente que no nos hayamos metido nunca con él en NME. El motivo es que le respetamos, aunque sólo tenemos recopilatorios suyos. La cuestión es que Springsteen es famoso, además de por un apellido temido por los disléxicos, por dar conciertos de 4 y 5 horas con su cinta de karateka y sus camisetas de tirantes. Vale que tiene un público fiel, pero aunque resucitaran a Mozart nosotros no aguantaríamos más de 3 horas en cualquier concierto. Salvo que se le apareciera la muerte, claro, entonces podríamos estar 3.15 e incluso 4.40.

Parece que el récord de horas tocando en directo lo tiene Gonzales, un pianista canadiense, que estuvo aporreando el piano 27 horas, 3 minutos y 44 segundos. En ese tiempo Los Ramones habrían tocado 218 veces su discografía completa incluyendo los directos. Y en el campo del heavy Manowar estuvieron una vez tocando 5 horas y pico en Bulgaria, parece que en 2008. Era todo un solo de guitarra. Ahora tenemos a los Flaming Lips, que son unos pesados que después de hacer una canción de 6 horas han hecho otra de 24. Nosotros una vez estuvimos tocando 23 minutos seguidos la guitarra de la Wii y nos dio un ataque epiléptico. Esa es nuestra mejor marca.

Con todo, reconocemos que hay algunos artistas de los que nos tragaríamos las 3 horas de actuación y de pie, con más paciencia que el marido de “Entre Fantasmas“.  Puto pringao el bombero… Y ya lo hemos hecho, con The Cure. Pero ¿cómo aguantan los músicos tocando? ¿A base de Evian?¿Patrocinados por Heineken? En el caso de Calamaro está claro, ya que le vimos en directo meterse una raya en pleno escenario. Así está de gordo, la perca engorda mucho menos.

 

Anuncios

Si breves no conduzcas

NEW THINGS ON THE BLOG

  • El fin de semana pasado se celebró un partido de fútbol amistoso entre Colombia y Ecuador en el Vicente Calderón y, a la salida, haciendo honor al espíritu del partido, apuñalaron a tres personas. Se confirma lo de que el deporte es insalud, porque terminaron unos cuantos allí.
  • Para apoyar las evidencias de los peligros del deporte, un nuevo estudio, de esos que tienen en un cajón y sacan cuando no tienen otra cosa de la que hablar, como nosotros con los posts, deja claro que la actividad física ocasional es mala para el corazón. Nos ha jodido. Incluyendo lo que estáis pensando, si. Claro que no es lo mismo tener una parada cardiaca mientras corres los cien metros lisos que después de acostarte con doscientas personas. No, no es un estudio empírico, nos lo hemos inventado, ya nos gustaría.
  • Volvemos con Suramérica pero con mucho más afán de protagonismo: Hugo Chávez, que en su infancia debió ser el gordito de la clase, ha vuelto a regalar otra de sus frases para no dormir y que así los medios le hagan caso. Según el presidente de Venezuela es probable que hubiera vida en Marte en el pasado pero el capitalismo arrasó con ella. A base de franquicias y bebidas carbonatadas. No, eso último no lo ha dicho.
  • Hablando de seres marginales y afán de protagonismo, Rolling Stone, esta vez la española (si, es un artículo rosa), ha hecho una recopilación de “músicos que hicieron bullying a un compañero de grupo“. Que les empujaron a irse, a veces más discretamente, otras sin ninguna discrección, desde Syd Barrett a Artic Monkeys o Kiss, Rolling y Mötley Crüe. Una chorrada, vamos.
  • En la ilustre web de Cerveceros de España hacen todos los años una encuesta para ver con quién te irías de cañas y establecen unránking de popularidad en función de las votaciones. Los vascos han elegido al rey como persona para irse de cañas. Sobre todo porque pagaría él las rondas, presumiblemente. También aparecen en la lista Rafa Nadal, Fito Cabrales y Álex de la Iglesia. Los madrileños, tremenda decepción, eligen a Esperanza Aguirre, Gallardón y Casillas. ¿Pero quién se puede ir con Esperanza Aguirre de cañas?¿quién ha hecho las votaciones?¿un mono?¿un abstemio? ¿Es que la gente no sabe que Jose Luis Perales sigue vivo? ¡Por dios!
  • Y cerramos con una muy buena noticia: se ha abierto el primer museo del rock en Barcelona. En Barcelona y en toda España y si nos apuráis en toda Europa, que ya es. Por lo visto hay una chaqueta de Michael Jackson, que siempre fue muy rockero, cosas escritas de Bruce Springsteen (interesantísimo ver la caligrafía del Boss), una guitarra de John Lennon, etc. El espacio está en el centro comercial Las Arenas y cuesta 10 euros entrar. Salir es gratis.
  • A raíz de esto hemos pensado inaugurar un museo en el que sea gratis la entrada pero cobrar por la salida. Tú eliges, puedes quedarte a vivir en la caverna. Si no quieres, nos das 20€.

FRASES DE LA SEMANA:

  • “No sería extraño que en Marte haya habido civilización pero a lo mejor llegó allá el capitalismo, llegó el imperialismo y acabó con ese planeta” Hugo Chávez.
  • “Perdimos en parte por culpa de la camiseta. Al ser verde se confunde con el pasto, y no puedo dirigir como quisiera, pues se ven menos jugadores” Hugo Sánchez (de esta ya hace mucho).
  • “Que sería de usted sin mí y sin el caso; es como la canción de Amaral, Sin ti no soy nada” Rubalcaba, a un diputado del PP que le preguntó por el caso Faisán.

APRENDE IDIOMAS CON…

Pese al aspecto intelectual y gafapastil que tiene, Carlitos Tévez no domina a la perfección la lengua inglesa…hay que ver, la de juego que nos dan los deportistas…


ESTA SEMANA RECOMENDAMOS LEER A:

* El Infierno, de René Belletto,  que nos está gustando mucho porque es un libro de suspense muy desconcertante, inesperado y por un tipo de humor bastante particular.

CANCIÓN DE LA SEMANA:

Como siempre os dejamos dos elecciones, la primera son White Rabbits, una banda que tiene dos discos pero que nosotros acabamos de conocer, y nos ha gustado bastante. Os dejamos con su mayor hit hasta la fecha:

La segunda, también es de un grupo con un par de discos en la calle, prometedores, haciendo una gran versión, vídeo por gracia de nuestra colaboradora Maripili.

Callejeros

Ha llegado a nuestra redacción fantasma un vídeo de lo que antes llamábamos mendigo y ahora llamamos homeless porque mola más, que canta de una forma que podríamos denominar.

(Ese era nuestro pequeño homenaje a Gomaespuma, que tantas mañanas nos acompañó durante años)

A nosotros nos provoca cierta envidia ver estas cosas, sobre todo desde que en Madrid se comenzó a perseguir a los músicos callejeros como si fuesen narcos. Al final lo que han conseguido es que los buenos se hayan ido y se hayan quedado los malos. En otras ciudades la cosa está bastante mejor.

Volviendo al tema, este sin techo canta soul como pocos, y parece que sin mucho esfuerzo. Podríamos pensar que hace playback por lo poco que mueve la boca, pero no debe de serlo porque apareció en una serie sobre músicos callejeros de Nueva York, y todo lo que sale en la TV es verdad. Su nombre es Geechee Dan,  primo carnal de Lionel Geechee.

Como habréis comprobado, este tío en el metro de Madrid estaría detenido por sinverguenza (sabemos que esa u debería llevar los dos puntitos, pero no encontramos la combinación en el teclado)

También hemos encontrado muchos vídeos de gente cantando en los subway de NYC, que como sabéis es una cadena de bocadillos bastante malos, pero al menos dejan tocar a la gente en sus locales. O a frikis como ésta, molestando con su ipod.

Hace tres años, Joshua Bell, que es uno de los mejores violinistas del mundo según google, con un Stradivarius en sus manos, tocó durante una hora en el metro de Washington sin que apenas le mirase nadie. Dos días antes había llenado el Boston Simphony Hall a 100 dólares la butaca. Suponemos que por ese precio te la podrías llevar a casa. Esto demuestra varias cosas: La primera es que no interesa pagar entradas caras, ya que antes o después verás a cualquier músico mendigando en la calle. La segunda es que le podrían haber dado un buen palo si los chorizos tuviesen más formación y supieran que Stradivarius, además de una tienda de ropa, también son violines de un millón de euros. Por último, una cosa es que tú elijas ir a un concierto, y otra que lo tengas que oír cuando llegas tarde al trabajo, también es verdad.

Y para acabar os dejamos con una bonita historia, que tendrá parte de leyenda, pero como nuestros medios son escasos sólo hemos contrastado un 2%. Hace unos años Bruce Springsteen estaba en Copenague, suponemos que de gira, qué raro, en su hotel. Desde su habitación escuchó cantando una canción suya a un chaval en la calle y decidió bajar. Si hubiera sido Ramoncín le habría dado dos hostias y quitado el dinero para cobrar sus derechos de autor, pero nuestro amigo Bruce cantó unos temas con él para ayudarle a sacarse un dinerito. Entre otras tocaron The River, que es nuestra favorita, aunque su letra deja bastante que desear, pero claro, como este hombre apenas vocaliza… Moraleja: No era en la Moraleja, era en Copenague.