Lo que se cuece

chicote20ramsay

No somos de estar pegados a la televisión, porque el divorcio con nuestra infancia nos separó de ella, pero eso no quita que tengamos nuestras debilidades. Ayer se estrenaba en La Sexta la versión española de Pesadilla en la Cocina, con Alberto Chicote en vez de Ramsay, uno de nuestros programas predilectos.  Aparte de los adelantos que habían dejado caer con los momentos más destacados (ratón en lavavajillas, la chica de los tequilas, Alfredo llamando pijo a Chicote – le llamamos de tú porque Alfredo es ya como de la familia después de ayer, claro-, etc.) la cabecera ya prometía mucho.

El caso es, para no hacer un post que de pereza escribir y leer, que debéis ver el programa. Y lo debéis ver porque lo tiene todo sensacionalistamente hablando: insultos, faltas de respeto descaradas, lloros, trapos sucios, matrimonios, motivos para comer de tupper toda tu vida y lo único que te salva de sentirte culpable por ver un reality, el final feliz. Sin sexo, que sepamos, pero feliz. Y pensar que son personas al fin y al cabo. Que conste que nos encantó sin olvidar que el montaje te hace no diferenciar la realidad de la ficción (tener amigos en lo audiovisual ahorca a muchos de tus ídolos televisivos, es como si te sacaran de Matrix). ¿Los moteros eran contratados o eran hijos de la anarquía que se presentaron allí espontáneamente? Parte de nuestra redacción dice que lo eran; la otra parte dice “galileo, galileo”.

Canciones para tirarte por el balcón. Tomo tercero.

Más de un año nos ha llevado hacer la tercera parte de la recopilación de canciones más efectivas para cometer suicidio, pero ya estamos de vuelta, por si te faltan ideas.

Os recordamos sin cariño que tenéis una lista de Spotify con estos temas para alegrar la semana. Pínchalos en tu cumpleaños, en la oficina y en ocasiones escogidas para hacer la vida de todos mucho más miserable, no pienses solo en ti.

5. Matthew Perryman Jones- ‘Save You’. Madre mía Matthew, qué desasosiego y tristeza de tema. Y qué plano más original el de la sentadilla en la cama.

4. Counting Crows- ‘Round here’.

Qué noventeros los Counting Crows, hasta hacen gestos noventeros en el vídeo. Grupos de estos que te despiertan simpatía así, sin tener un motivo muy claro, como nos pasa con Bertín Osborne o Juan Imedio.

3. Ben Harper- ‘Another Lonely Day’. Extraída de un muy buen álbum, Ben Harper cantando al amor imposible, porque no funciona y eso da mucha rabia, claro.

2. Mercedes Sosa- ‘Alfonsina y el Mar’. Menudo drama de tema. Y lo peor es que esté basado en hechos reales.

1. Jerry Hannan/Eddie Vedder- ‘Society’. Hemos dejado la versión de Eddie Vedder porque la de Hannan tiene un efecto de voz en el estribillo a lo reverb que no nos gusta, la verdad. Pero la canción es tan soberbia, sencilla y agridulce, como la propia Into the Wild, que teníamos que cerrar con ella.

Ñus of the world

Si pensabas que el periodismo de calidad y objetivo sólo lo veías en el las autonómicas, espera a leer esta recopilación.

  • Empezamos con dos noticias para enamorados. Como todos nos hemos planteado alguna vez si nuestra pareja nos quiere y les braseamos preguntándoles, hemos encontrado dos artículos que os pueden ser de utilidad a la hora de averiguarlo, mucho mejor que sentarse a hablar con ellos. El primero gracias al apartado del ABC dedicado a la familia, un concepto redundante de por sí para este periódico. Te ofrecen unas señas evidentes de que la relación no va por buen camino. Por ejemplo, tienes que sospechar que tu marido (nota bien, marido) ya no te quiere si “en cuanto recibe una llamada de sus amigos se marcha con ellos al cine, a ver el fútbol…” ó “si él prefiere estar con el oredenador o la televisión” antes que estar contigo.stinker-250
  • Por otro lado también puedes optar por una solución más drástica, como la de un ruso que fingió un accidente de tráfico donde moría a lo “Impacto Total” para ver la reacción de su novia. Contra todo pronóstico del tiempo a la novia casi le da un derrame al enterarse. Acto seguido el ruso le pidió el matrimonio. La novia le dio el matrimonio y una hostia.
  • El pasado 20 de septiembre se celebró una nueva edición de los anti-Nobel, los IG Nobel Prize, bajo el lema “por los descubrimientos que hacen que la gente primero se ría y luego piense“. Los de este año son muy buenos, pero agarraos que vienen curvas con los de otros años . Ahí van algunos:

-Un sujetador que se puede convertir en mascarillas para respirar (de las de los aviones, no de las que te cierran los poros),

– La demostración de que los investigadores neurológicos puede encontrar actividad cerebral a través de su instrumental incluso en un salmón muerto. Literalmente.

– Unos suecos que han resuelto el enigma de por qué en Anderslöv (Suicia), a la gente se le pone el pelo verde.

– Un grupo de físicos que investigan por qué se mueven las coletas en las mujeres.

– Un ruso ha hecho un estudio de los líquidos presentado bajo el nombre de “Caminando con un café: ¿por qué se vierte?”.

– De nuestros preferidos, en el área de la medicina: un estudio que demuestra cómo la gente toma mejores decisiones sobre ciertas cosas si se está meando.

Y cerramos con otro gran ejemplo y merecido premio, a cargo del alcalde de Vilnius (Lithuania):- cómo el aparcamiento ilegal de coches de lujo puede ser resuelto haciendo que les pase por encima un tanque.

Como no os vais a creer esto, os dejamos el enlace para que podáis verlos todos.

180 grados de separación

Hoy vamos a hacer un experimento científico al nivel de Flippy en un día brillante.

Vamos a unir dos palabras, que aparentemente no tienen relación, pero demostraremos que sí la tienen. Las palabras son Perspicaces y Paleta.

Vamos a ello: perspicaces, suspicaces, tenaces, tenazas, tetazas, nenazas, bocazas, bocatas, tocatas, trompeta, fumeta, porreta, carreta, galleta, croqueta, cocreta, concreta, coqueta, moqueta, mofeta, paleta.

Ya está. En navidad sacaremos un juego de mesa.

Friska Viljor y la invasión sueca

Hoy os presentamos a este dúo sueco que hemos conocido gracias a nuestra labor de investigación. Y después de investigar resulta que han estado tocando por España varias veces y que tienen como cuatro discos, no es que hayan aparecido en el South Pop de este año de vacaciones. Ya sabéis que nosotros siempre os traemos lo más fresco y somos constantes, como esa raja en la entrepierna que te acompaña a los meses de comprarte unos vaqueros.

Friska Viljor, que tomaron el nombre de un humilde equipo de fútbol sueco,  hacen una mezcla de rock con folk pero entretenido -no folk de este que da grima y cuya definición no os vamos a dar-, son algo así como multiinstrumentistas y poseen apellidos acabados en -gsson, porque son muy nórdicos. Veréis en el vídeo de “On and On” (hitazo) que, aunque son un dúo, luego tocan con muchos modernos más, y así los directos ganan mucho, estética y musicalmente hablando. Raphael es un solista, por ejemplo, y nunca lo veréis cantando a pelo un concierto de hora y pico, ni de pico, porque necesita una banda, por mucho que él crea que el mundo gira a su alrededor y tenga voz. Luego hay gente que sí puede hacerlo, es lo que se llama hacer conciertos acústicos, porque si no eres Manolo Kabezabolo y sólo tocas en Viñarock y en el pub de tu pueblo.

Parece que últimamente están de moda las bandas suecas…Abba…Roxette….ahora estos… una invasión, vamos.

Además de a Mando Diao, que han vuelto a sus raíces publicando su nuevo disco en sueco, os recomendamos a I’m from Barcelona, que en realidad no son de allí, sino de una ciudad llamada Jönköping.

Ahora vamos a hacer una cosa que hace mucho la prensa, que es buscar similitudes entre bandas o generaciones. Pues bien, la hemos encontrado, y ya podemos lanzar un titular: “A los grupos suecos les encanta bajarse del escenario y cantar entre el público”. Lo hacen para colocarse al lado de la gente y dejar claro que ellos son siempre más altos y más rubios.

1ª evidencia: I´m From Barcelona cantando entre la gente:

2ª evidencia: Friska Viljor también cantan entre la gente (ojo al muchacho que aparece detrás del cantante a partir del segundo 25″, claramente no se sabe la canción pero mueve la boca para ver si acierta con alguna sílaba, como hacemos nosotros).

3ª evidencia: The Hives, y el showman que tienen por cantante, abriendo un camino entre el público en plan Moisés (por cierto, todo el mundo debería experimentar esta canción en directo al menos una vez en la vida).