Doggma

Snoop Dog, en una de sus salidas de libertad condicional, se ha metido a escritor. Acaba de  comercializar un libro de papeles, literalmente. Literariamente. Literamente. Linternamente. El libro que vende es de papeles para fumar lo que quieras poner dentro. A ver quién tiene huevos a distribuirlo,

aunque no vemos la ilegalidad por ningún lado, si bien grandes ideas que nos deja este estilo musical.

Qué grandes son los hip hoperos o los raperos o los bingueros, deberían tener su propio canal de televisión. Ya está bien de realities de viejos ex-rockeros. Empezemos con esta chusma, que van a dar más juego.

Que sepas que el lomo del libro es para que enciendas cerillas. Este hombre piensa en todo. Es listo como un perro. Quien no lo haya cogido que no siga leyendo.

Que no sigas leyendo.

También te presentamos otros productos de su gama, como los papelillos King Size.

Breaking the Law (trozo V)

Bertrand Cantat, cantante y figura clave del grupo francés Noir Dèsir, ya la ha liado muchas veces, pero se le fue la mano en 2003.

Bertrand Cantat, livin' on a prayer

En una pelea con su pareja, la cosa se puso seria y la dejó en coma, falleciendo a los pocos días. Así que no sólo se dejaba la caña para las canciones. Se supone que fue un accidente y el tipo salió de la cárcel en 2008. Cuatro años de cárcel por homicidio involuntario. Menudo abogado más de puta madre tendría. Suponemos que al nivel de Rodríguez Menéndez. También igual tuvo que ver que el suceso ocurriese en Lituania, y no sabemos qué clase de leyes habrá por allí. O en Jordania, Birmania u OceAnia.

Se puede considerar que es una persona de esas que no hacen más que bien a su alrededor. En el año 2010, Cantat se quedó una noche a dormir en casa de su exmujer. A la mañana siguiente, uno de los hijos de la pareja la encontró muerta, ahorcada. Se abrió de nuevo una investigación y determinaron que fue un suicidio.

Después estos leves contratiempos, Bertrand decidió volver a los escenarios en 2010 y, después de verlos, decidió volver a hacer música, no sabemos si con éxito o no, ya que esto no interesa para esta sección.

Y para terminar, no nos cansaremos de repetirlo: Ser un artista, un músico o un genio, no te exime de ser un gilipollas o cosas peores, sin ánimo de juzgar al guaperas de Cantat.

Los Beatles´ sons quieren tocar unas songs

Según hemos leído en nuestra revista hermana, los hijos de los Beatles, al menos los reconocidos legalmente, están pensando en juntarse y hacer un grupo de música. Nos ha impactado una idea tan original. Podíamos esperar que se reunieran para jugar al póker o formar un equipo de petanca, pero no para esto.

Por lo que parece, quieren emular a sus padres y a la vez rendirles homenaje repitiendo la historia. Sean Lennon está algo disgustado porque a él le toca morir tiroteado en NY, pero ya lo tiene asumido.

¿Es Jarvis Cocker? No, es Sean Lennon

Por si no tuviéramos suficiente con que se reúnan todos los grupos habidos y por haber para salir de gira, (excepto Los Calis que son quienes deberían hacerlo) ahora vamos a entrar en el nivel 2: hijos de grupos. ¿Deberían ser las profesiones heredadas, como los reyes? Claro que si tu padre es Forbes, o Forges o Borges igual está muy bien, pero si es pobre o bombero torero, puede ser una putada.

El único que ha dicho que no lo ve claro es Zak, el hijo de Ringo Starr, al que le va mejor que a todos los hijos de los Beatles juntos, porque toca y ha tocado con los Who, Oasis o Johnny Marr. Julian también ha dicho que no quiere saber nada de momento, hasta que no resuelva el conflicto que le crea no saber si su nombre es de hombre o de mujer.

La Pasión de Cristo

En estos días tan especiales, NME no podía faltar a su cita con la fe. Sabemos que muchos de nuestros lectores son gente de moral distraída, pero desde aquí queremos animaros a tener fe en el señor, porque está entre nosotros. Es más, ha aparecido en un Kit Kat mientras desayunábamos. Ahora ya sabemos cuál es la pasión de Cristo:

Kit Kat