Hannover



Seguimos con nuestras prácticas recomendaciones de regalos navideños. Como evidentemente os vais a dar al consumismo, aunque sea propio ya que no os quiere nadie, mejor tener un poco de estilo al regalar.

Nos hemos encontrado con un libro de recetas para la resaca. Suponiendo que te puedas arrastrar a la cocina para hacer algo después de una noche de garrafón on the rocks, aquí tienes la oportunidad de dejar aparcado el ibuprofeno. ‘The Hungover (Hungoevr) cookbook‘ habla de cocina, tiene juegos para comprobar si aún continúas bebido y no te has dado cuenta ,y además, te ayuda a catalogar tu resaca, véase:

– La brújula rota. Síntomas: confusión, miedo, asco.

La máquina de coser. Síntomas: como si te apuñalaran la cabeza.

– El cometa. Síntomas: te sientes dentro de una mezcla indefinida de gases, hielo…. pero no te encuentras mal del todo. Es como si estuvieras desconectado del mundo en general pero con las funciones básicas del organismo activadas. Ahí, haciendo la fotosíntesis.

– El atómico. Síntomas: como si te hubieran sacudido por dentro y se te hubieran salido las entrañas dejándote medio vacío.

La hormigonera. Síntomas: tu sistema digestivo ha dado varias vueltas sobre sí mismo, se ha hecho cinco nudos marineros y ahora, además, se dedica a dar vueltas en las cavidades varias de tu cuerpo.

El baile del gremlin. Síntomas: el más temido. También conocido como “Apocalypse now”. No puedes ni comer. Te quedarías diez días en la cama si no fuera porque tampoco estás bien en ella. Fotofobia. Mundofobia. Arzobispofobia.

Nosotros añadiríamos algunos estados:

–  Panic on the streets of London. Síntomas: hay un hombre o una mujer en tu cama y no sabes cómo ha terminado ahí, ya que no recuerdas nada. Eso sí, tiene más pelo que espalda.

–  Panic on the streets of Birmingham. Síntomas: el mismo hombre peludo del caso anterior está en tu cama, solo que tú también eres un hombre y no eres monosexual.

Si no sabes inglés no lo compres, porque va a ser contraproducente, te va a dejar peor intentar leerlo. Y no vas a ser más listo cuando lo acabes, ya lo hemos intentando nosotros.  Lo bueno es que cuesta 8 dólares, un precio la mar de apañado para que puedas ahorrar y volver a drogarte a muerte. ¿A que ya no dice la mar de apañado ni vuestra abuela? Pues nosotros sí, somos oldies not goldies.

Anuncios

One Response to Hannover

  1. Mojarrison says:

    Lo del baile del Kremlin será en honor a Boris “ponme odra gopita” Yeltsin, supongo… Arzobispofobia, Dogmatofobia, Aracnofobia, y yo propongo Trabajofobia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: