Ghostfucksters

Una señora de Canterbury ha denunciado ante la prensa que la acosa un fantasma en su cama. Esta mujer, de setenta y tres años, está ya muy harta de echarse a dormir y que le meta mano una presencia que ella no ve pero siente. Siendo de noche y dado que, generalmente, cuando se llega a cierta edad uno lleva gafas y no duerme con ellas, se podría pensar que igual es el vecino de puerta con puerta.

El caso es que sintió varias noches las manos en el edredón. Entonces quitó el edredón. Y el colchón empezó a dar meneos. Y claro, puso otra vez el nórdico, que es un edredón al fin y al cabo pero mucho más europeo. A nosotros nos gustaría sentir a veces un pequeño acoso en el colchón, la verdad, y si es de un fantasma como Casper, al que se le ve limpio, no tendríamos problema en que nos poseyera.

La cuestión es que estamos sufriendo una revolución sexual del otro lado, porque hace unos días fotografiaron a dos fantasmas manteniendo relaciones sexuales en Ohio. Nosotros no vemos nada por más que miramos y mira que con poco vamos. Pero os dejamos las imágenes, que parecen un test de Rorschach de fantasmas, para que opinéis libremente. Esto nos lleva a preguntarnos muchas cosas, como si habrá herpes fantasmales en el más allá. O si Patrick Swayze tenía motivos ocultos para dejar en tierra a Demi Moore; o a fantasmear sobre cómo se lo tienen que pasar Iker Jiménez y Carmen Porter.