Humor amarillo


El martes nos quedamos privados con el concierto de Ryuichi Sakamoto. Aunque su nombre pueda despistar, nos pareció entender que dijo que era de Madrid, lo que nos llena de orgullo.  No nos habíamos preparado la actuación escuchando sus temas para contaros el set list y para ir de entendidos, porque hemos empleado demasiado tiempo en aprender a decir cómo se llama para comprar las entradas en la FNAC. Al final las pillamos por internet. Qué tipo más grande, ahí, con su trío de cuerda, en el teatro, aunque mira que ponerse a tensar las cuerdas del piano nada más empezar, con sus ruidicos de moderno divertido.

El caso es que durante hora y media estuvieron dale que te pego con unas interpretaciones que eran una maravilla, todo adaptado a piano, violín y chelo, que es un instrumento con nombre de bebida alcohólica. Como Chelo García Cortés. A veces guiaba Sakamoto, que parecía saberse todo de memoria o improvisaba mucho y seguro que acabaría con mucho dolor en las cervicales, porque se dormía encima del piano. Otra veces llevaban el ritmo la señorita japonesa y el señor del limoncello. En cualquier caso gran ovación del público cada vez que Sakamoto respiraba y sostenía las notas del final cosa mala. En vez de tirar púas como en los conciertos de rock tiraron el violín y le prendieron fuego al piano, en plan Jerry Lee Lewis. Eso sí, los bises algo decepcionantes, resulta que en este tipo de conciertos los bises son de un tema. Tampoco hubo pogos y Sakamoto no escupió al público ni les llamó maderfaquers.

Mención especial a la promo/management porque nadie se dio cuenta al organizar la prensa y dejarles hacer sus tres fotos sin flash de rigor en los conciertos, de que en un silencio donde se oía pensar a la gente, los disparos hacían bastante ruido. Tanto que el público empezó a insultar a la prensa. Un exaltado hasta les llamó “chusma”, como si hubieran venido acreditados por La Noria. Nos consta que algunos estaban deseando que acabara el concierto para perseguirles luego con teas encendidas y horquillas de las de pinchar la paja, tan comunes en las noches madrileñas.

Personalmente el tema que más nos gustó fue esa de los pianitos y los violinitos agudos por aquí y por allá. Temazo.

Anuncios

4 Responses to Humor amarillo

  1. Jaime says:

    Muy bien, figuras!

    • Jaime says:

      Mi excusa para no haber ido es que estoy en Tailandia, así por vacilar.

      • 0lau0 says:

        pues q sepas q te estás perdiendo el calor y los 30º de aquí…hoy luce un sol espectacular sin ir más lejos… y tb la campaña electoral… te alcanzará por mucho que corras entre campos de arroz…

  2. djflow68 says:

    Sólo tengo una palabra para este concierto: emocionante…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: