Las Ventas en Coldplay

La semana pasada vimos cómo Coldplay elegía Madrid para presentar en directo su nuevo disco, “Mylo Xyloto”, a nivel mundial. La carrera del grupo es un descenso innegable de calidad disco tras disco y un ascenso imparable en cantidad, euro tras euro. Esto ya lo hemos vivido con otros casos, como RHCP, U2, The Killers o tantos otros, en serio. Se nos ha pasado por la cabeza decir que Coldplay son los Maná ingleses, pero no vamos a hacerlo. Ya lo hemos hecho.

Que conste que a quien escribe esto el primer disco de los ingleses le parece una maravilla, sobre todo las 6 primeras canciones. Pero aquellos eran otros tiempos, cuando estaban más cerca de Radiohead que de Rihanna.

Nos ha llamado la atención que hayan elegido a Mario Vaquerizo para presentar su concierto en Las Ventas, por muy bien que nos caiga después de su afición por la cerveza, y que, repetimos, era la presentación de su nuevo disco a nivel mundial, y fue retransmitido vía youtube . Aquí tenéis el momento, que es un sinsentido en el que no vemos la relación con la música de Coldplay:

No estuvimos en el concierto porque hacía frío y era entre semana, pero desde hace tiempo este grupo es previsible y algo aburrido. Además, pagar 50 € de entrada para que cierren con una versión de “Ritmo de la Noche” nos parece un timo. Para que podáis alabarles o insultarles con motivos, aquí os dejamos el concierto completo.

Anuncios

Los Tres Jobs

Esos productos humillantes

Nos despertamos hoy con una reflexión que hemos cuajado el fin de semana, después de lavarnos. Porque para nosotros el fin de semana dura cinco días.

Todos los champús anticaída huelen a mierda. Los fabricantes deberían ser mucho más cuidadosos con este tipo de cosas y sus olores. Deberían oler a fruta y a frescor, que en realidad es lo importante, oler bien,  no estar limpio. Eso sólo importa si pillas o si tienes que ir a un hospital. De la misma manera, cada cierto tiempo deberían cambiar el olor a los champús anticaspa. Decimos esto porque cuando ya tienes pillado el olor al H&S y se lo hueles a alguien, ya sabes que es un casposo, como cuando olías a Filvit porque tenías piojos o peor, a vinagre. Y entonces empiezas a hacerte preguntas de este tipo: ¿me voy a enrollar con un casposo? ¿Es eso lo que quiero en mi vida? ¿Le olerán los bajos también a vinager?

Tener las puntas abiertas no es una desventaja social (al igual que las piernas), por mucho que lo parezca por el drama de los anuncios. Pero… ¿tener caspa? además corre la leyenda urbana de que quien usa H&S una vez ya lo tiene que usar toda la vida, porque si dejas de usarlo te sale más caspa. O se te cae la cabeza como a Dani Martín.

Wordy Rappinghood (X)

inconfianza

remomerando

bandarilla

animosamente

sobrevivencia

madnífico

desmueblado

platíngrado

“Después del compás este que hemos hecho en los meses de verano…” (impasse)

“Si por ella fuera los cogía a todos y los llevaba a Ausi a la cámara de gas” (Auschwitz)

“(…) y entonces aquí, de repente, ¡rayos y centenas!”

“(…) se van a pensar que soy mongol”

“Mira, yo lo que no voy a hacer es prometerte el hoyo y el moro”

“(viendo Amadeus en la tele) “pero Mozart era así, ¿no? con el pelo blanco y eso”

“Me atacan por todos los Francos”

“Si es q hoy no van a poner otra cosa en la tele, todo el rato lo de ETA y lo de que han matado a Gandhi” (Gadafi).

Cuidado que estoy muy loco

Ser un perturbado del rock es una redundancia. Aún así, hay gente que ha ido más lejos y se ha quedado más colgado de la habitual, según se cuenta, o ya apuntaba maneras antes de convertirse en músico, porque uno al final no sabe qué viene primero. Como hemos hecho recuento y nos salen unos cuantos preferidos, os lo recopilamos aquí y ya, si eso, vosotros añadís los que echéis en falta… será por zumbados… Nos encantaría haber encontrado mujeres, pero no hemos dado con ninguna. Bueno, con unas declaraciones de Sinead O’Connor diciendo que era bipolar. Pero la gente presume de ser bipolar Y también está Björk pero nosotros no creemos que esté loca. Sí que sea potencialmente peligrosa. No nos pondríamos delante de ella al salir del vagón del metro, seguro que es de las que empujan y empezaría a hacer esos ruiditos como si fuera un delfín para pasar primero.

Barrett, en su mundo

Syd Barrett– Parece que los psicotrópicos fueron el golpe de gracia al estado mental de Barrett. Pero dicen que también eran parte de su genialidad.

Desafortunadamente no dio de sí todo lo que podía haber sido y dejó su carrera colgada como un jamón para recluirse hasta su fallecimiento en 2006.

Daniel Johnston– Trastorno bipolar, manías varias y fuma más que el oráculo de Matrix. Artista underground donde los haya y reconocido por Flaming Lips, Cobain o Bowie, entre otros. Además de reconocerle también les gusta su música.Y os recomendamos ‘The Devil & Daniel Johnston’, documental biográfico. Nosotros lo vimos y estamos perfectamente. ¿No lo véis? ¿Eh, EH? ¿NO LO VEÍS?

Rocky Erickson (13th Floor Elevators)- Será el LSD, será el alcohol, pero el caso es que seguramente Erickson ya lo traía de serie. Estuvo ingresado en un hospital durante años con una terapia muy pasada de rosca. Pero sigue haciendo cosas musicalmente bastante interesantes. Su hermano hace unos móviles bastante decentes.

Peter Green (Fleetwood Mac)- Uno de los mejores guitarristas del mundillo, diagnosticado con esquizofrenia, parece ser, y tratado a base de electro shock, que estaba muy de moda en la temporada otoño/invierno de finales de los sesenta. También tiene documental pero este no lo hemos visto: ‘Peter Green Story: Man of the World’

Brian Wilson como una cab… con una cabra

Brian Wilson (Beach Boys)- Desorden bipolar, entre otras delicatessen de enfermedades mentales. El genio de los Beach Boys ha ido tirando estos años con terapia, si bien de vez en cuando se le va la olla y hace declaraciones sobre su hija y cosas de esas.

Scott Weiland– Hombre, parece que emocionalmente muy estable no es; y que en su biografía hablan de que se le va la cabeza, de que es bipolar, de que por eso va y viene y le echan de los grupos. Pero así oficial, oficial, no sabemos si está confirmado. También parece que es bipolar Sting y ahí le tienes, aunque recordamos que hacer unos discos que sean una castaña y luego temas brillantes por otro lado no es síntoma de trastorno bipolar, por ambiguo que parezca.

Caca, culo, pedo, pis

Qué cuesta arriba se te hace todo cuando algo que odias crece y crece y crece. La pesadilla continúa… El Hormiguero ha sido nominado al los Emmy internacionales en la categoría de “Mejor programa de entretenimiento no guionizado”.

Cada vez vemos más cerca el momento en el que cambien el nombre de nuestra calle y pasen a llamarla calle Pablo Motos…lo que parecía una estupidez hace 5 años ahora ya no vemos tan lejano.

Ahora vamos a hacer una cosa que hacen los periódicos y medios importantes, para rellenar una noticia, que es decir obviedades y recordar cosas a los lectores que todo el mundo sabe, veréis que bien nos sale.

El Hormiguero, programa de entretenimiento dirigido y presentado por Pablo Motos, realizado a través de su propia productora, 7 y Acción, se emite en Antena 3 desde el pasado mes de septiembre, tras varios años de éxito en la parrilla de Cuatro. Por el programa han pasado estrellas internacionales como Will Smith, Rowan Atkinson o Justin Bieber, y cuenta con colaboradores de la talla de Santiago Segura o Luis Piedrahita.

Ahora vamos a hacer lo mismo en versión New Musical Estréss.

El Hormiguero, programa de humor infantil que se dedica a plagiar ideas de otros programas y de internet, que lleva varios años torturándonos, está dirigido por Pablo Motos. Pablo es un ególatra que, pese a dar mucha grima, como tiene éxito piensa que es un genio y que está bueno. De todos es sabido que se tiñe el pelo, ya que un pelirrojo no puede tener el pelo tan negro y la barba tan roja, y desde hace unos años se ha apuntado al gimnasio y aprovecha cada ocasión para lucir músculo. Por el programa han pasado estrellas internacionales, pero eso es lo de menos, ya que el protagonista es el propio Pablo.  Secciones como “Culo o Codo” o concursos de tirarse pedos han hecho de este programa un clásico de la televisión. Además fomentan llevar sombrero en lugares cerrados, que nunca tuvo ni tendrá ningún sentido.

Nobeldades

El canadiense Ralph Steinman, uno de los científicos galardonados con el Premio Nobel de Medicina 2011, no va a poder recibirlo porque se ha muerto. Esto es obvio, ya que sería muy sorprendente que un muerto reviviera para recoger su galardón, por muy importante que sea, aunque fuera el de Fallera Mayor.

La normas de la academia sueca  no permiten conceder premios póstumos, pero parece que por una vez van a hacer una excepción, puesto que falleció practicamente en el mismo momento en el que se estaba decidiendo darle el Nobel. Si hubieran decidido darle el Camel no sabemos si le habrían salvado, siempre nos quedará esa duda.

Resultaría cuanto menos paradójico que un hombre no reciba el Premio Nobel de Medicina por morir enfermo. La verdad es que Steinman había luchado como un campeón cuatro años contra un cáncer de páncreas. La familia del fallecido al menos ha tenido una buena noticia en estos días: el premio va acompañado de una buena panoja (anda en torno al millón de euros) para los gastos del entierro, que no los tenían cubiertos porque el hijo pequeño se había pasado 84 años diciendo al señor de Santa Lucía que su padre no estaba en casa.

Desde aquí llamamos al fin de los premios póstumos y cosas por el estilo porque el reconocimiento es mucho más útil, sobre todo económicamente, cuando la persona está viva. Y, evidentemente, recordamos al señor Steve Jobs que para tanto ha dado.

La otra palabra que empieza por “F”

Hemos robado un artículo de la Rolling Stone española, lo cual es muy poco común (que la leamos, no que robemos) Como hay un creciente interés en mostrar el lado humano de los músicos, que son personas aunque no lo parezcan, como los Gallagher, ya está aquí el documental que nos va a hablar de ellos como padres. No, madres no hay. Porque la primera que se les ocurrió era Courtney Love que no parecía ni músico, ni persona, ni madre, por mucho que luego cumpla. Condenas.

En el documental aparece gente como Jim Lindberg (Pennywise), Flea (RHCP), Lars Frederiksen (Rancid), Fat Mike (NOFX), Mark Hoppus (Blink 182), Tony Hawk, Josh Freese (Vandals, A Perfect Circle, NIN), Tony Adolescent (adivinad el grupo), Brett Gurewitz (Bad Religion/Epitaph), Greg Hetson (Circle Jerks/Bad Religion), Ron (Black Flag) y lo mejorcito del punk/hc californiano, esencialmente. No aparece ningún hijo de los Ramones ni de Iggy Pop (al que por cierto conocimos una vez en Madrid, es road manager de grupos y clavadito al padre). Naturalmente la banda sonora es canela fina. Lo que se han olvidado de comentar es que más de uno es padre divorciado. No está mal tener otra visión, acostumbrados a ver documentales sobre descontrol, sexo y drogas. Ahora vemos uno sobre ex descontrolados que tienen que cuidar de niños. Dudamos que alguno esté al nivel de Ozzy, pero parece interesante.

Además está bien porque también han grabado partes de sus casas, y se ve que uno puede vivir de tener una banda de punk o como queráis llamarlo, a ver si os habéis creído que es todo en plan Eskorbuto, que esto no son los ochenta en Euskadi. Zoaz betiko!

La gente está muy loka sin ser borroka

Cuando parecía que la industria musical estaba al borde de la quiebra, ha tenido que llegar un músico español para salvarla. Como el Cid. Otra vez. El mundo nos debe ya varias.

Estamos muy orgullosos de Sak Noel, un productor y, dejémoslo ahí, gerundense, que se ha convertido en el quinto número uno español de la historia en el chart de singles del Reino Unido, gracias a su tema “Loca People”. Con ese título poco más podemos añadir.

Los anteriores números uno españoles fueron Baccara con su ‘Yes Sir, I can Boogie’ (1977), Julio Iglesias con ‘Begin the Beguine’ (1981), su hijo Enrique con ‘Hero’ (2011) y Las Ketchup con su ‘Aserejé’ (2002)

Ser número uno de singles radiados en las radios hoy en día tampoco nos parece ninguna barbaridad, ya que compites con gente de la talla de Don Omar, David Guetta y, por supuesto, Pitbull. Lo difícil era serlo en los 60 y los 70 y quitárselo a unos Beach Boys o unos Beatles, eso sí era noticia.

El videoclip de la canción da muestras del nivel artístico y cultural de la propuesta. Una chica llega a Barcelona y un amigo le propone enseñarle la ciudad y visitar lugares como la Sagrada Familia. Ante estas propuestas ella sólo dice “What The Fuck” y babea cuando ve una cerveza. Como estaba claro, terminan en una disco y ella dice que quiere bailar como una gogó. Todo esto salpicado por mensajes que aparecen en pantalla y que dicen “La gente esta muy loka”. Sí, sin tildes y con “k”. Vamos a ver, si no eres un borroka no puedes escribir cosas con k, cuántas veces tenemos que decirlo. Después de esto, sólo nos quedan ganas de exiliarnos al Tíbet.

Te puede pasar a ti

Hemos vuelto a leer la prensa seria, donde por cierto salta un horrible anuncio de movistar (que acabará siendo la corporación Umbrella) del que no hay manera de huir. Y nos ha encantado ver que han encontrado una vacuna preventiva contra el VIH. Y es española. Esto va a dejar de pasar, claro, salvo que los científicos hagan la carrera en colegios de monjas o privados. Bueno, seguramente también desaparecerán los colegios laicos, así que no querrán invertir en estudiar vacunas contra enfermedades sexuales. Mejor dedicar el presupuesto a restaurar vírgenes. E hímenes y altares.

Pero lo importante es que por fin avanzamos hacia el día en el que el SIDA sea como una gripe. Y aparte de lo evidente, eso traerá otro tipo de beneficios colaterales como que el porno vuelva con más fuerza. Incluso, si fuera con carácter retroactivo inmunológicamente, igual podíamos resucitar a Freddie Mercury, Rock Hudson, Denholm Elliott o a Tupac Shakur, que no murió de SIDA pero tiene un nombre muy gracioso. O a VIHn Diesel, que ni siquiera está muerto pero sus películas son para matarle.

Desde aquí queremos dar las gracias a los científicos, que son los que menos pillan pero ayudan a que la sociedad copule más.