La Coca del Mundo

Qatar ha empezado a preparar la copa del mundo de fútbol para el 2022 y se están cubriendo de gloria once años antes. Aparte de que los diseños de los estadios parecen imágenes del Hubble, están pensando cómo hacer que no se deshidraten la mitad de los jugadores nada más poner un pie en el aeropuerto. Por si no os habéis dado cuenta la Copa del Mundo se juega en verano del hermisferio norte. Eso significa que en Qatar, que como todos sabéis linda con el círculo Polar Ártico, las temperaturas debajo de una palmera son de 50º los días que refresca.

Como no tienen otra cosa en qué gastarse el dinero, salvo quizá en aumentar la calidad de vida de la población, y para atraer a inversores, que es para lo que en verdad se organizan los grandes eventos deportivos, han diseñado toda una serie de medidas para paliar el calor. Entre ellas la que podéis ver un poco más abajo: nubes robóticas para dar algo de sombra en los estadios que no sabemos si se conformarán con dar sombra o igual nos invaden, dada su sugerente forma. Parece que estarán rellenas de helio y flotarán sobre la gente. Cada una costará como 500,000 dólares, que vienen a ser unos 60 millones de pesetas.

También han presentado los nuevos uniformes para los agentes de seguridad, inspirados en las nubes,  así como a la nueva cabeza de organización para el mundial, a la que podemos ver en la foto de la derecha.

Anuncios